1 febrero 2014 Baloncesto

La aventura de Bynum en Cleveland ha durado sólo 3 meses

Los Pacers son uno de los mejores equipos de la NBA (ahora mismo tiene el segundo mejor ratio de victorias-derrotas de lo que va de temporada) y tiene también uno de los mejores pivots de liga, Roy Hibbert, elegido para jugar de nuevo el All Star de 2014. Sin embargo, el presidente de operaciones del equipo de Indiana, el mítico Larry Bird, piensa que la plantilla necesitaba un jugador interior más.

Por eso, los Pacers han contratado a Andrew Bynum. Como muchos recordaréis, Bynum comenzó la temporada en los Cleveland Cavaliers, pero luego fue traspasado a los Chicago Bulls a cambio del alero Luol Deng. Bynum ni siquiera llegó a debutar porque el equipo de los toros lo cortó, para ahorrarse así unos dólares, así que estaba libre y dispuesto a escuchar a ofertas de equipos como los Pacers, que son firmes candidatos al anillo.

Y más ahora que van a reforzarse con un jugador que puede aportar muchas cosas, un movimiento que les puede dar un plus para superar en la Conferencia Este a los Miami Heat. Unos Heat que, por cierto, habían sido uno de los equipos interesados en hacerse con los servicios de Andrew Bynum, pero que finalmente parece que se conformarán con Greg Oden, que volvió a jugar semanas atrás y parece que está en situación de hacerse con un hueco en la rotación.

Todo esto, claro está, contando con que Bynum esté por la labor. Todos sabemos lo especial que este chico, pues lo ha demostrado allá por donde ha estado. Al menos, físicamente sabemos que no está del todo mal, pues en los Cavs venía jugando con regularidad. Si jugar en los Pacers y pelear por un anillo (ya tiene dos que ganó con Lakers) no es suficiente motivación para que Bynum se entregue a la causa, entonces que apague y se vaya.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *