2 octubre 2014 Baloncesto

Evan Turner en su corta etapa como jugador de los Pacers

Los problemas internos hicieron que un equipo con visos de ser campeón como eran los Indiana Pacers del año pasado se quedaran finalmente sin alcanzar el éxito que muchos auguraban. Dentro de esa guerra en el vestuario que dirigía Frank Vogel, las miras estaban puestas en dos hombres como posibles sospechosos de protagonizar la lucha de egos, Lance Stephenson y Evan Turner.

Si eran o no culpables de esa situación nunca lo sabremos a ciencia cierta, pero la verdad es que ninguno de los dos sigue en los Pacers. Stephenson, al equipo quería renovar, decidió marcharse y acabó firmando por los Charlotte Hornets. A Evan Turner directamente le dijeron que no le renovaban, y así el jugador que había llegado tan sólo unos meses antes y con la etiqueta de darle un salto de calidad al equipo quedaba libre.

A pesar del buen cartel con el que llegó a Indiana desde Philadelphia, a Turner le ha costado encontrar equipo todo el verano. Se ve que, probablemente, los managers consideran que esos rumores que lo señalaban como la bomba que hizo estallar por los aires el buen ambiente que reinaba en el vestuario de los Pacers son algo más que rumores, y que Turner es un riesgo demasiado grande que no compensa lo que aporta, que en Indiana tampoco fue mucho, la verdad.

Al final, los Celtics son los que han confiado en él, anunciando su fichaje el día que los equipos se ponen en marcha para la pretemporada. Los términos del fichaje no han trascendido, pero lo que se rumorea es que el que fuera número 2 del draft de 2010 ha bajado sus requerimientos para poder acabar en Boston, apenas 6 millones de dólares por dos temporadas, menos de lo que cobró solamente durante el curso pasado.

Sin comerlo ni beberlo, la llegada de Evan causará un problema ya que los Celtics van sobrados de jugadores de su corte. Entre Marcus Thornton, que llegó este año desde los Kings, James Young, uno de los rookies que llegaron vía draft, Gerald Wallace o Jeff Green, el equipo no va falto precisamente de jugadores exteriores, así que es probable que alguno de ellos empiece a ser usado como moneda de cambio en futuros movimientos.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *