5 junio 2015 Baloncesto

La actuación de Iguodala fue clave para la victoria de los Warriors en el primero de la final

La final de la NBA de este año 2015 comenzó y el primer punto se lo quedaron los Golden State Warriors, después de ganar por 108-100 a los Cleveland Cavaliers en un tenso partido que necesitó de una prórroga para resolverse. Así, Curry se lleva la primera batalla pese a que LeBron James brilló más que nunca, anotó 44 puntos, su mejor marca en un partido de una final.

Los Cavs fueron los mejores durante los primeros compases del partido. La defensa de los Warriors no funcionaba y LeBron James se movía libremente sobre la cancha, tanto para anotar como para habilitar a sus compañeros, que respondían con acierto. El resultado de esto fue que los Cavs llegaron a tener 14 puntos de ventaja, maquillados al final para un 19-29 al término del primer acto.

Todo cambió en el segundo, cuando las segundas unidades entraron en juego. El banquillo de los Warriors, liderado por Andre Iguodala, salió al rescate de su equipo al punto de que devolvieron la igualdad al tanteo. A partir de ahí, el partido se iba a convertir en un intercambio continuo de canastas, aunque los Cavs, con un triple de Smith, se iban al vestuario tres puntos por encima.

No varió el guión durante el tercer cuarto ni durante el último periodo. A los Warriors les costaba más anotar y tenían que recurrir en exceso del triple, pero al final siempre respondían a los esfuerzos de LeBron James en el otro lado de la cancha. Kerr alternaba las defensas sobre la estrella de los Cavs, una idea que iba a dar buen resultado cuando el partido se fue al alargue.

Al último se entró igualado a 96. Anotó Curry, los Warriors llevaron a Mozgov a la línea de tiros libres pero el ruso demostró tener la sangre de hielo y no falló. Con 98-98, Curry falló en una entrada a canasta y la última posesión fue para los Cavaliers, que sin embargo iban a desperdiciar hasta dos tiros para haber ganado el partido. Ahí lo perdieron definitivamente.

James llegaba al tiempo extra fundido físicamente, Irving se tenía que retirar definitivamente de la cancha después de jugar todo el encuentro tocado … El resultado fue que los Cavaliers sólo anotaron dos puntos y ya cuando los Warriors se habían escapado y se habían asegurado la primera victoria. En la madrugada del domingo, veremos si se apuntan la segunda o si los Cavs se levantan de este primera caída a la lona.

Vía | NBA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *