11 junio 2016 Baloncesto

Curry firmó 38 puntos en una nueva victoria para Warriors

Si nos ceñimos a la estadística, que los Warriors vuelvan a ser campeones de la NBA es sólo cuestión de tiempo. El equipo de Oakland tiene la serie 3-1 a su favor y nadie ha conseguido remontar en una final ese tanteo, por lo que Cavaliers no juega ya contra su rival sino también contra la propia historia de la NBA.

Los de Cleveland se agarraban a lo de jugar en casa para igualar una serie que llegaba 2-0 desde tierras californianas. En el tercero les sirvió y lograron una victoria por paliza que les llenó de moral, pero en el cuarto las cosas han vuelto a su sitio. Tras la que ha sido su primera derrota en casa en estos playoffs de 2016, a los Cavs se les ha puesto muy cuesta arriba la final.

El cuarto encuentro no tuvo nada que ver con los tres anteriores. En ellos, el equipo ganador había dominado siempre el marcador, pero en esta ocasión nadie se hacía con el control del encuentro. La tónica fue mucha igualdad y cambios constantes en el liderato del partido. Juego a rachas, ciclotímico.

En ese escenario, los Warriors se defienden bastante bien aunque los Cavs se agarraban a un detalle: se sostenían en el partido sin la necesidad de los puntos de LeBron James. El ’23’ empezó a anotar tarde pero justo cuando su equipo lo necesitaba, cuando empezaban a flaquear las fuerzas y nadie (salvo Irving) se atrevía a mirar aro, pero no fue suficiente porque los de Cleveland anotaban de 2 y los de Golden State anotaban de 3. Así de simple.

El acierto en el triple de los Warriors, para sumar un nuevo récord NBA con 18 triples como máximo en un partido de las finales, decantó la balanza en el último cuarto. Curry se fue hasta los 38 puntos y Thompson acompañó con 25 puntos. El resultado, tras la batería de tiros libres al final, se quedó en 108-97.

Los Cavaliers y LeBron James se llevan otro duro golpe porque ahora tendrán lo que ya hemos dicho que nadie ha hecho, aparte de que esta temporada los Warriors no han perdido tres partidos seguidos y que no hay equipo que responda mejor a una derrota que ellos. El anillo de nuevo pinta a que llevará grabado el nombre del equipo de Oakland.

Resumen en vídeo del cuarto partido de la final

Vía | NBA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *