3 agosto 2013 Baloncesto

Oden vuelve a la NBA para jugar en los Heat

¿Recuerdan cuando Lebron James quedó libre y se debatió entre varios equipos hasta que se decidió, con programa de televisión incluido? Pues a Greg Oden le ha faltado poco para llegar a esos extremos. El pivot que fuera número 1 del draft del verano de 2007 ha tenido varias ofertas este verano para regresar a la liga, y al final se ha decantado por una opción muy suculenta, la de los Miami Heat.

El pivot neoyorquino fue el que confirmó su fichaje por el equipo que ha ganado los dos últimos anillos. Tenía ofertas de equipos en reconstrucción como Atlanta Hawks, de equipos en crecimiento como Sacramento Kings o New Orleans Pelicans, y de equipos aspirantes como los San Antonio Spurs, pero al final se ha decantado por jugar en Florida. Apostando a caballo ganador, que se dice.

Aunque la verdadera apuesta es la que hace el equipo que lo contrata. Hasta ahora, la elección de Oden por los Blazers, por delante de Kevin Durant por ejemplo, ha sido un auténtico desastre. Por culpa de las lesiones, Oden sólo jugó 82 partidos repartidos en dos temporadas. Por culpa de su conducta y su debilidad mental, su recuperación ha llevado más tiempo de lo que llevaría con alguien más centrado y predispuesto.

Oden fue cortado en 2012 por los Blazers y no tuvo equipo, por decisión propia, durante la temporada pasada, pero realmente lleva sin jugar un partido en la NBA desde diciembre de 2009. Es decir, los Heat contratan a un jugador que tiene las rodillas de cristal, que no ha demostrado la mejor actitud y que encima lleva casi cuatro años sin jugar un partido a nivel profesional. ¿Comprenden ahora quien es el que hace la apuesta?

De todos modos, la jugada no le va a salir muy cara a Miami Heat, que firman a Oden un contrato de dos años por el salario mínimo, o sea, poco más de 1 millón de euros por cada temporada. Y encima viene a ocupar una posición que es la más débil con diferencia del equipo, la de center, así que lo poco que aporte Oden en minutos, puntos, rebotes y tapones, será bienvenido.

Sano, Oden demostró que era un jugador con buenas condiciones para el rebote y la intimidación, promediando 9 puntos, 7 rebotes y 1 tapón por partido tras su corta carrera NBA. En Miami creen que pueden recuperar a ese jugador tras las pruebas físicas y médicas que le han realizado, y que cuando lo consigan, su equipo será mucho más difícil de parar. Ciertamente, si lo consiguen, es como para echarse a temblar. ¿Apostamos?

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 agosto 2013
  2. NBA: Beasley tendrá una segunda oportunidad en los Heat 14 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *