4 julio 2016 Baloncesto

Kevin Durant no volverá hasta que no se recupere completamente

Este de 4 julio, mientras los estadounidenses disfrutan de su día libre por aquello de que es festivo, en muchas casas no se va a hablar de otra persona que no sea Kevin Durant. El alero, una de las mayores estrellas de la NBA, ya ha decidido su futuro: su próximo equipo serán los Golden State Warriors.

Desde que se abrió el mercado, Durant se reunió con varios equipos. Tras cerrar el turno de reuniones, el jugador anunció extraoficialmente que iba a hacer pública su decisión el 4 de julio. Para tal cosa, ha usado The Players Tribune, el mismo blog en el que, por ejemplo, Kobe Bryant anunción su retirada.

Durant se une al campeón de liga de la 2014-2015 y subcampeón de la 2015-2016, un curso en el que firmaron la mejor temporada regular de la historia con 73 victorias. Se une al Big Three que formaban Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green, en una decisión que afectará a otros jugadores como Ezeli, Bogut o Barnes, pues no hay sitio (ni dinero) para todos.

Una vez se puedan hacer oficiales los contratos y si no hay marcha atrás, Durant sellará su destino con los Warriors por dos temporadas, la segunda opcional, por un total de 54 millones de dólares. A partir de aquí y con Durant ya encajado, el mercado de agentes libres terminará por dispararse.

La carta que ha escrito Durant

Éstas han sido, de lejos, las semanas más desafiantes de mi vida profesional. Sabía que me estaba enfrentando a una encrucijada tanto como jugador como persona, y que llegaba el momento de tomar decisiones complejas. Lo que realmente no sabía era toda la gama de emociones que iba a sentir durante este proceso.

Lo primero que me exigí a la hora de tomar esta decisión era que se basara en las posibilidades para mi crecimiento como jugador, que es lo que siempre me ha llevado en la dirección correcta. Pero también estoy en un punto de mi vida en el que es igual de importante encontrar una oportunidad para crecer como persona: salir de mi zona de confort a una nueva ciudad y una nueva comunidad, en la que se me ofrecen las mayores posibilidades de crecimiento. Con esto en mente, decidí que iba a unirme a los Golden State Warriors.

Soy de Washington D.C., pero Oklahoma es realmente donde me he criado. Me han enseñado mucho sobre la familia y sobre lo que significa ser un hombre. No hay palabras para expresar lo que esta organización y esta comunidad significan para mí, y lo que van a representar en mi vida y en mi corazón por siempre. Los recuerdos y las amistades son algo que van mucho más allá del juego. Estas relaciones inestimables son las que han hecho que tomar esta decisión fuera tan desafiante.

Realmente, me duele saber que voy a defraudar a mucha gente con esta decisión, pero creo que estoy haciendo lo que considero mejor en este momento de mi vida y de mi carrera.

Echaré de menos Oklahoma, y el papel que he tenido en la construcción de este fantástico equipo. Recordaré siempre las relaciones dentro de la organización, los amigos y compañeros con los que fui a la guerra en la pista durante nueve años, y todos los seguidores y la gente de esta comunidad. Ellos siempre me siguieron sin condiciones, y no puedo estar más agradecido de lo que significan para mi familia y para mí.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *