20 junio 2016 Baloncesto

Los Cavaliers con su primer trofeo de campeones de la NBA

“Vuelvo a casa por una razón, darle un campeonato a la ciudad de Cleveland”. Estas fueron las palabras de LeBron James el día que tomó la decisión de regresar a los Cavaliers, palabras que se han hecho realidad. Y es los Cavs han conquistado el anillo de campeón de 2016 después de vencer a los Warriors en el séptimo partido de la final por 93-89.

El primer anillo de la historia para la franquicia de Ohio llegó en el año menos esperado. Después de la histórica temporada regular de los Golden State Warriors, en la que firmaron un balance de 73-9 que es el mejor de todos los tiempos, ¿quién iba a pensar que el equipo de Oakland iba a andar tan mal en los playoffs, al punto de perder los mismos partidos en postemporada que en la liga regular?

Además, y para más inri, los Warriors tuvieron esta final a su favor 3-1 tras el cuarto partido. Nadie entonces podía pensar en que los Cavaliers iban a darle la vuelta a ese tanteo porque nadie lo había hecho antes en una final de la NBA. Además, los Warriors llevaban más de 200 encuentros sin encadenar tres derrotas seguidas, otra estadística a su favor.

Los Cavs ganaron el quinto partido y ganaron el sexto partido de las finales, forzando así el séptimo encuentro, en el que tenían el factor cancha en contra. Otro detalle que no bailaba a su favor, pero que tampoco se notó en un partido que, tal y como era de esperar, fue de baja anotación, primaron los errores y se resolvió por pequeños detalles en los últimos minutos.

Con menos de tres minutos por delante, ambos equipos empataban a 89 en el marcador. Tras una sucesión de fallos a ambos lados de la canasta, Kyrie Irving anotaría el triple decisivo, la única canasta en juego en este tramo final y que prácticamente daba el anillo de campeón a los Cavs. Quedaban todavía 53 segundos, pero los Warriors fueron heridos mortalmente con esa acción del de Melbourne por encima de Curry.

Irving anotó la canasta ganadora, pero los honores se los llevó LeBron James. El Elegido, que ya tiene tres anillos en su haber, firmó otro triple doble y cerró unos promedios en la final de 29’7 puntos, 11’2 rebotes, 8’9 asistencias, 2’6 tapones y 2’3 robos. Es decir, líder en todas las estadísticas. Como para no ser MVP de las finales en las que le hizo el mejor regalo posible a su ciudad.

Resumen del séptimo partido en vídeo

Vía | NBA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *