30 abril 2016 Baloncesto

Los Lakers dan la bienvenida a Luke Walton, su nuevo entrenador

Por un culpa de un problema en la espalda, Steve Kerr no pudo sentarse al inicio de la temporada en el banquillo de sus Golden State Warriors. Así, al frente de la franquicia y como entrenador principal interino se quedaba uno de sus asistentes, Luke Walton, pese a que llevaba sólo una temporada como ayudante en la NBA tras su retirada.

Con Walton los Warriors lograron 24 victorias seguidas en el arranque de temporada

Con Walton, el equipo no se resintió en absoluto. Firmaron el mejor arranque de la historia ganando los primeros 24 partidos, lo que encaminó a los Warriors a que batieran el récord del mejor balance de la historia, 73-9. De hecho, se bromeaba con el hecho de que Kerr se hubiera llevado el premio al mejor entrenador del año cuando su balance esta temporada al frente del equipo había sido inferior al de Walton.

Lo que no era broma alguna es que a Walton le habían salido novias. Más de una franquicia solicitó entrevistarse con él y los Warriors accedieron a que su asistente se sentara a hablar con otros equipos que le ofrecían la posibilidad de dar el salto definitivo a ser entrenador jefe. Fue así como comenzó a gestarse su regreso a Los Angeles Lakers.

El hijo de Bill Walton dio el salto a la NBA en los Lakers y allí jugó casi toda su carrera, cuando fue traspasado a los Cavaliers. Ahora, con 36 años y casi trece años después de aquel draft de 2003, Walton regresa ahora para ser entrenador de la franquicia con la que conquistó dos anillos, en 2009 y en 2010, y que necesitan aires nuevos en una nueva era que se abre.

Después de firmar las peores temporadas que se recuerdan y después de la retirada de Kobe Bryant, era buen momento para prescindir de Byron Scott. Más allá de los números, Scott tampoco estaba gestionando nada bien el vestuario ni cuidando a los jugadores llamados a ser parte importante en el futuro de los Lakers: Russell y Randle.

Los Lakers de la próxima temporada, sin Bryant, pueden ser un equipo muy diferente, y un cambio en el banquillo era muy necesario

En la nueva era no tenía cabida Scott. Una nueva época que, de principio, se presenta incierta porque los Lakers necesitan todavía mucho más para volver a ser un equipo competitivo en el Oeste. Este año, y con una previsión muy optimista, podrían dar un gran salto de calidad si consiguen que su primera ronda sea top 3 y si convencen a buenos agentes libres, porque espacio salarial van a tener y la buena fama del nuevo entrenador puede ayudar.

Pero esto ahora mismo es una incógnita total, por lo que Walton no sabe con qué mimbres va a contar y no puede marcarse objetivos. De ahí a que el fichaje de los Lakers sea arriesgado, por la inexperiencia del elegido, pero igualmente arriesgado es el paso que da Walton al aceptar esta oferta aunque, claro está, es muy difícil decirle que no al púrpura y oro.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *