29 noviembre 2016 Baloncesto

Kevin Martin en su mejor etapa en los Kings

A través de una carta publicada en un periódico local, de esta manera tan poco glamourosa se ha despedido Kevin Martin. El jugador de baloncesto ha anunciado su retirada, una decisión que los medios han tachado de sorprendente, pues la verdad es que con 33 años y en aparente buen estado de salud se le vislumbraba que todavía podía tener un papel en la NBA.

Martin tenía claro lo de no seguir desde julio de 2016

En esa carta, entre múltiples agradecimientos a su familia, amigos y personas que han formado parte de su vida, Martin quiere dejar claro que la decisión de su retirada la tenía tomada en julio de 2016. Es decir, que el jugador no ha decidido dejarlo después de no encontrar equipo sino que ya tenía claro, una vez finalizó su contrato con los San Antonio Spurs y no fue renovado, que era el momento de terminar su carrera.

Una carrera en la NBA que comenzó hace doce años, cuando fue seleccionado por los Sacramento Kings en el puesto número 26 del draft de 2004. Martin llegaba a un equipo por entonces ganador y desde una universidad modesta (fue el primero de su college en llega a profesional) así que en su primer año no tuvo apenas protagonismo.

Las cosas mejoraron en su año sophomore, donde ya promedió 10 puntos por encuentro, para explotar definitivamente en el tercer curso, donde como escolta titular de los Kings promedió por primera vez más de 20 puntos en una temporada y estuvo a punto de ganar al Most Improved Player. Lo de promediar más de 20 puntos por curso lo haría en otras cinco temporadas y es que Martin fue, a veces, una auténtica máquina de hacer puntos, aunque con un gran hándicap en defensa y para el juego en equipo, lo que hizo ganar detractores y críticas.

Además de en los Kings, jugó en Rockets, Thunder, Wolves y Spurs

En la temporada 2009-2010, a pesar de que era el líder de los Kings, fue traspasado a los Houston Rockets, donde permanecería hasta octubre de 2012, cuando fue traspasado a los Oklahoma City Thunder en el movimiento que llevó a Harden a Texas. Allí vivió un curso completo y salió a la agencia libre para firmar cuatro años con los Minnesota Timberwolves, aunque fue cortado a lo largo de la tercera temporada. Entonces firmó por los San Antonio Spurs, su último equipo durante las que fueron las últimas semanas de su carrera.

Durante este deambular en los últimos años, Martin mantuvo su acierto anotador. De ahí que, en su retirada, sus números sean de 17’4 puntos, 3’2 rebotes y 1’9 asistencias de promedio. Nada mal para un jugador que, además, añadía a sus virtudes la de ser considerado como un buen profesional y de los que nunca daba que hablar para mal.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *