26 enero 2016 Baloncesto

Lue ha pasado de asistente a entrenador de los Cavs

Resulta curioso pero en el peor equipo del Este se renueva al entrenador y en el mejor de la Conferencia se despide. Es obviamente cuestión de expectativas, y las que tienen los Cleveland Cavaliers son más altas que ser simplemente el mejor equipo de su lado del cuadro, son las de hacerse con el campeonato, y parece que con David Blatt no era posible.

Lo cierto es que Blatt no llegó a la NBA con estos objetivos y el regreso de LeBron James a Cleveland fue lo que cambió todo. De repente, a un recién llegado desde Europa se le exigía lo máximo, ganar el título de campeón, y se le planteaba el reto más difícil de todos: el de lidiar con un jugador como James, que a lo largo de su trayectoria ya ha demostrado ser difícil de llevar, más allá de su incuestionable talento. Demasiado para un novato.

Para mi gusto, Blatt no falló en lo primero ya que, si bien no se ganó el anillo, el equipo llegó a las Finales y algo mermado por las lesiones y poco pudo hacer ante los Warriors. Pero en lo segundo fracasó estrepitosamente. James no fue un jugador más, era demasiado bueno y el equipo dependía tanto de él como para ser uno más. James estaba varios escalones por encima de su entrenador en la jerarquía del equipo.

Al menos, eso es parte de lo que podemos deducir de las declaraciones posteriores. James no se ha mojado, se hizo hasta el sorprendido, pero otros, especialmente jugadores que ya no están, han hablado sin tapujos sobre como funcionaba ese vestuario y sobre como se están haciendo las cosas en la franquicia. Tal y como iban las cosas, era cuestión de tiempo que se diera el cambio y las duras derrotas ante Warriors y Spurs fueron la excusa perfecta para ello.

Tyronn Lue toma ahora el testigo como nuevo entrenador. Lue ten√≠a que ser el hombre que ense√Īar√° a Blatt como manejarse en la NBA, pero el asistente parece que ha estado realmente prepar√°ndose para este momento, el de su alternativa como primer entrenador, que sab√≠a que iba a llegar tarde o temprano. El reto es el mismo, Lue dice que sabe c√≥mo hacerlo mejor y adem√°s con √©l seguro que son m√°s condescendiente.

En teor√≠a nada puede salir mal ahora, pero la teor√≠a dista mucho de la pr√°ctica y de momento no ha cambiado nada. Parece que los problemas de los Cavaliers no se ci√Īen a la figura de David Blatt y que, en este caso, por m√°s que no haya cumplido o por muy mal que lo haya hecho, el entrenador puede ir de v√≠ctima. Por eso, puede que lo veamos de nuevo probando fortuna en otro equipo de la NBA, ajeno ya a lo que se cueza en Cleveland.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *