28 enero 2016 Tenis

Djokovic a la final de Australia

El serbio Novak Djokovic – número uno del mundo – venció al suizo Roger Federer – tercer sembrado – en cuatro sets este jueves en Melbourne Park en una presentación donde salvo el tercer parcial, dominó a su antojo al ex número uno mundial y dió cátedra de buen tenis.

Con esto el de Belgrado ha encadenado 17 finales consecutivas entre ellas cinco en torneos Major. Además supera ahora a Federer 23-22 en sus duelos personales con lo que ya tiene historial a favor ante todo el top ten de la ATP. El domingo irá por su sexto título en Australia y su décimosegundo Grand Slam. Deberá esperar por el vencedor del partido entre Andy Murray (2) y Milos Raonic (13).

Tal cual lo dijera Rafa Nadal luego de perder la final de Doha: “Nunca vi a ningún tenista jugar así”. Esa frase viene resonando en los pasillos en Australia. Djokovic gana todo sea que juegue bien o que juegue mal. Ante Gilles Simon jugó muy mal pero a pesar de ello venció en cinco sets pero hoy ante Roger Federer lució como un auténtico ‘dios’ del tenis ante una leyenda como lo es el suizo.

Los dos primeros sets no tuvieron mayor historia. ‘Nole’ abrumó con sus tiros a las líneas, con su devolución y con el revés, un arma que maneja como nadie en el circuito. Federer se enredó con su propio saque, la mejor arma en su arsenal ahora que ya no tiene la velocidad de piernas de antaño. 6-1 6-2 que se fueron como un suspiro.

Ya en el tercer set Federer mejoró la efectividad de su servicio y con ello pudo contener al serbio que por primera vez enfrentó ‘breakpoints’ en contra. Corría el sexto ‘game’. Las salvó ‘Nole’ pero luego finalmente entregó su saque y con ello Federer se alzó con el parcial 6-3. El público en las gradas apoyaba al suizo y le arengaba con la consigna de ver más tenis y sobretodo un partido más equilibrado. Parecía que Federer encontraba la fórmula cuando se colocó 0-30 en el primer juego del cuarto set sobre el servicio de Djokovic pero éste apagó los incendios y recuperó la iniciativa. Una rotura sería suficiente para que el campeón vigente del torneo acabara ganando 6-3 jugadas 2 horas 19 minutos.

Vía y Fotp | Open de Australia

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *