7 julio 2012 Atletismo

Oscar Pistorius en acción durante el Mundial de Daegu

Uno de los deportistas más famosos de la República de Sudáfrica es Oscar Pistorius. Nacido en 1986, cuando ni siquiera había cumplido un año le amputaron las dos piernas, de rodilla para abajo. Ahí comenzó su lucha por no ser diferente a los demás y hoy, 26 años después, lo vamos a ver compitiendo en los Juegos Olímpicos. Sí, en los Olímpicos y no en los Paraolímpicos.

Y es que pese a su discapacidad, Pistorius ha logrado cumplir su sueño y convertirse en un deportista de élite. Todo gracias a dos prótesis de fibra de carbono que utiliza para correr, sus piernas por así decirlo. Y aquí es donde viene toda la polémica sobre su participación en competiciones con gente sin discapacidad y sobre la ventaja que tiene correr con estas prótesis.

Hay estudios científicos que afirman que el uso de estas prótesis dan ventaja a Pistorius, ventajas que pueden ser de hasta 10 segundos sobre los demás. Pesan menos, sólo 2 kilos cada una, por lo que se necesita menos esfuerzo para moverlas, y así se consume menos oxígeno y se acumula menos ácido láctico, por lo que la fatiga que acumula es mucho menor durante una carrera, y más en una distancia de 400 metros. Aparte, Pistorius también tiene ventajas en cuanto a la recuperación, ya que sufre menos desgaste muscular que el resto de atletas gracias por el tema del impacto con el suelo.

Esto permite a Pistorius tener un final de carrera que no tienen los otros atletas, una final que compensa sus malos inicios. Y es que, por contra, las desventajas de Pistorius están en la salida, ya que su tiempo de reacción suele ser bastante malo porque no se puede situar bien en el taco de salida. Además, tiene problemas en las curvas, sobre todo si corre en calles muy cerradas.

La IAAF siempre se ha mostrado en contra del uso de las prótesis y prohibió en su momento el que pudiera participar en carreras, pero al final, el TAS terminó por darle la razón a Pistorius y por eso ya lo pudimos ver en el Mundial de Daegu e incluso conseguir una medalla de plata con el equipo de Sudáfrica en el relevo de 4×400, porque aunque no corriera la final sí participó en la semifinal.

Obviando el que hay que alabar el esfuerzo de Oscar Pistorius por no ser diferente y que su lucha por competir en la élite debe ser tomada como todo un ejemplo de superación, ¿qué os parece su presencia en los Juegos Olímpicos? Es un tema delicado, pero sabiendo sus pros y sus contras, podemos sacar mejor conclusiones y tener un debate interesante.

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 julio 2012
  2. Comienza el juicio a Oscar Pistorius por la muerte de su novia Reeva Steenkamp 3 marzo 2014
  3. Marcus Rehm, un caso Pistorius en Alemania 2 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *