20 octubre 2012 Motociclismo

Viñales no correrá más en lo que queda de año y su futuro queda en stand by

Cuando nació sus padres le pusieron de nombre Maverick, por aquel personaje que interpretó Tom Cruise en la famosa película Top Gun. Y a vista de lo que ocurre hoy en día, los padres de este chico de 17 años no tuvieron mejor tino en utilizar de nombre una palabra que los americanos utilizan para calificar a personas rebeldes e inconformistas.

Maverick Viñales es un piloto rápido y valiente, como lo era el Maverick de Top Gun sobre el avión, pero Maverick también es un rebelde, y su rebeldía y sus malos humos le pueden cerrar muchas puertas. La forma en la que ha salido del equipo Blusens Avintia, y más después de haber renovado recientemente su contrato, no le puede acarrear sino malas noticias, al menos por lo pronto.

El año pasado, en su primer año en el Mundial, vimos la cara buena de este piloto. Un Maverick que peleaba por ganar, alegre, simpático, un chico de su edad haciendo lo que más le gusta. Pero en este 2012, con la presión de tener que ganar el Mundial, con el peso de ser el favorito, Maverick ha sacado su lado más oscuro. Reacciones feas, salidas de tono, y ahora esto, su espantada a falta de tres carreras.

Puede que Maverick tuviera motivos para hacer lo que ha hecho, cierto es que la moto de Maverick no ha sido todo lo competitiva que a él le gustaría, cierto es que en algunas carreras no ha podido hacer frente a las KTM … pero no debería haber hecho lo que ha hecho, y de la forma en la que lo ha hecho. Su marcha y sus palabras para su equipo, su manager y hasta para la marca de la moto no le dejan en buen lugar y lo que está en juego ahora no es otra cosa que su futuro.

Porque si bien Maverick Viñales es un piloto de un gran talento y un enorme futuro, todavía tiene mucho que demostrar, pues no olvídemos que su carrera en el Mundial se ciñe a sólo 2 temporadas, y la última de ellas sin acabar. Ahora ya todo el mundo, absolutamente todo el mundo (marcas, managers, patrocinadores, mecánicos, el público …) sabe como se las gasta este chico, y eso lo único que consigue ahora es cerrar puertas.

Quizá, Viñales encuentre un nuevo equipo que confíe en él pese a esto, porque al fin y al cabo se trata de un piloto de un gran talento, y le rueden las bien las cosas, tan bien que esto sólo quede en una anécdota. Pero a corto plazo, la imagen de este Maverick, del rebelde Maverick Viñales, ha quedado muy tocada. Porque para llegar a ese futuro feliz, primero tendrá que resolver este enturbiado presente, quien sabe si pasando por los tribunales.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Maverick Viñales estará en Phillip Island 25 octubre 2012
  2. Maverick Viñales ya tiene su KTM 21 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *