6 noviembre 2014

Conduccion con nieve

El otoño comenzó hace muchas semanas pero en muchos lugares no nos hemos enterado hasta esta semana en la que el tiempo ha cambiado por completo. A partir de ahora echaremos de menos el sol y a cambio tendremos con más frecuencia frío, lluvia o nieve para los que tenemos que preparar nuestro cuerpo, nuestras casas y también nuestros coches si queremos conducir seguros durante estos meses.

¿Debería vender mi coche? Esa pregunta se la habrán hecho aquellos que tengan coches más antiguos con los que les de un poco de miedo afrontar el invierno porque les pueden dejar tirados en un mal momento pero tanto ellos como los que tengan mejores coches pueden tener un invierno más tranquilo siguiendo algunos de los consejos que os damos para mantener a punto nuestros vehículos y conducir de forma segura.

Igual que las personas cambiamos de ropa en invierno tu coche puede cambiar de calzado y complementos. Si vives en una zona con mucha nieve quizás te interese montar los neumáticos de invierno. Además todos los conductores debemos revisar la presión de los neumáticos, el funcionamiento de los limpiaparabrisas, las luces y los niveles de los líquidos.

Los complementos también son importantes así que no olvides tener a punto las cadenas y algún material de emergencia si vas a hacer algún viaje de montaña o a alguna zona con posibilidad de fuertes nevadas como una linterna, algo de comida y bebida, ropa de abrigo, el móvil con batería, el depósito con bastante combustible y un pequeño botiquín. Unas pinzas de batería tampoco están de más porque el frío no sienta bien a las baterías y pueden fallar con más frecuencia en esta época del año.

Una vez que estemos al volante también debemos ajustar nuestra conducción a las condiciones de la carretera. Con lluvia y niebla incrementa la distancia de seguridad porque hacen falta más metros para frenar y tendrás más margen ante cualquier imprevisto. Con nieve utiliza las cadenas y ten cuidado con un enemigo más invisible que la nieve como son las placas de hielo que nos pueden hacer perder el control del coche. Los badenes, salidas de túneles y zonas sombrias son especialmente propensos a estas placas así que extrema la precaución en esas zonas y conduce con una velocidad adecuada a la vía.

A todos estos consejos añade sentido común y un poco de planificación del viaje por ejemplo estando atento a la información sobre carreteras de la DGT o los informes que hay en radio a distintas horas del día para viajar con más tranquilidad y evitar situaciones desagradables en carretera.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *