5 junio 2016 Tenis

14651410248283

El número uno del mundo puso fin a su sequía en los Internacionales de Francia tras cuatro intentos venciendo este domingo al escocés Andy Murray (2) – que jugaba su primera final en París – con lo que el serbio suma su Major número 12 y se acerca a Rafa Nadal y Pete Sampras.

Djokovic se une así al selecto grupo de tenistas que han ganado todos los torneos de Grand Slam, convirtiéndose en el octavo en lograrlo. Además es el primer tenista en poseer consecutivamente cuatro torneos de Grand Slam. Los otros dos son los legendarios Rod Laver y Don Budge, si bien éstos lo hicieron en la misma temporada, algo que aún es posible para el serbio de ganar en Wimbledon y Flushing Meadows.

Como en varias ocasiones en la temporada, el número uno del mundo suele arrancar algo lento y errático. A pesar de haber roto el servicio de Murray en el primer ‘game’ del primer set, una serie de inconsistencias sumadas al sólido juego del escocés desde la línea de fondo, le llevaron a ceder tres juegos en fila. ‘Muzza’ supo administrar la diferencia y se adjudicó el parcial por 6-3.

Perder la primera manga fue el revulsivo para que Djokovic sacara a relucir su arsenal de ataque y su revés empezó a ser más ofensivo. Pasó así de la inestabilidad al dominio claro del momento del partido. Murray no logró controlar la dinámica y empezó a perder la consistencia del primer parcial en especial con el servicio, menos contundente que al principio. El serbio entró en racha apoderándose de doce de los siguientes dieciséis juegos echándose al bolsillo el segundo y tercer sets por 6-1 6-2. Ahora el de Belgrado quedaba arriba 2-1 en el global, a solo una manga de hacer historia.

La mejor forma de arrancar un set decisivo es “quebrando” al rival. Y así lo hizo ‘Nole’. A renglón seguido confirmó la rotura para colocarse 2-0 y minar aún más la moral de Murray, que llegó a estar a punto de volver a ceder el saque en el tercero, sacándolo adelante a punta de mucho coraje. De todas formas el nivel de Djokovic se pareció más al del tenista que arrasa en el circuito y asestó otro golpe al escocés, robándole el saque en el séptimo quedando 5-2 y todo en sus manos para ascender al Olimpo. Cuando menos se esperaba vino un juego de devolución magnífico de Murray – apoyado por una doble falta del serbio – y el partido ganó algo de emoción con el público alentando al escocés para buscar el milagro. Un grito de guerra de ‘Muzza’ al confirmar el ‘break’ alimentaba la posibilidad de ver si el campeón en Roma sería capaz de revertir dos roturas.

Djokovic nuevamente sirviendo para set pero ahora con su rival respirandole en la nuca. El balcánico pidiendo al público que también le apoyen a él. Se pone 40-15. Los nervios aflora, una doble falta y una bola larga de revés. 40-40. Murray pugnando y jugando sin entregarse. Finalmente Djokovic gana la ventaja y cierra el punto histórico cuando Murray estrelló su revés en la red.

Alcanzado el hito principal en su carrera, ‘Nole’ se pone ahora en fila para amenazar los récords de Rafa Nadal y Pete Sampras en número de Majors. Queda a solo 2 de distancia de los mencionados. De Murray queda resaltar que ha jugado un torneo magnífico, es ya un perfecto candidato a ganar en polvo de ladrillo donde sea y de no ser por la presencia de Djokovic, pudo ser él el que ganara el Grand Slam esta temporada porque también se inclinó ante el serbio en Australia.

Vía y Foto | Roland Garros

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *