NBA Finals 2016: dos de dos para Warriors y el segundo además de paliza

NBA Finals 2016: dos de dos para Warriors y el segundo además de paliza

Escrito por: Javi    6 junio 2016     Sin comentarios     2 minutos

Los Warriors ganaron también el segundo de la serie para ponerse con un 2-0 a favor antes de que la final viaje a Cleveland. Los de Oakland lograron una sonora victoria por paliza, 100-77, dejando a su rival muy tocado, pues otra vez el mejor de la noche no fue ni Curry ni Klay.

De cara al segundo partido de las finales de la NBA todo giraba en torno al factor anímico. La gran pregunta era cómo iban a reaccionar los equipos y cómo iban a afrontar el segundo partido después de la victoria en el primero de los Warriors sin necesidad de sus estrellas (Curry y Thompson apenas sumaron 20 puntos entre los dos).

La respuesta no pudo ser más atronadora. Los Warriors volvieron a vencer, lo hicieron de paliza (100-77), suman su segunda victoria en la serie, lo que los deja con un 90% de posibilidades de ganar de nuevo el anillo (según la estadística) y dejan muy tocados a los Cavaliers. Y otra vez el mejor no fue ni Curry ni Thompson, sino Draymond Green.

Todo giró en torno a Green desde el principio, un jugador que no había estado muy bien en lo que llevamos de playoffs pero que en este segundo duelo despertó. Y de qué manera. Dirigiendo, reboteando y anotando en el momento preciso, dirigió hacia la victoria a unos Warriors que se permitieron el lujo de tener sentado a Curry más de lo habitual, por problemas con las faltas.

Desde el inicio del duelo se veía la desigualdad entre ambos equipos. Los Cavs siempre fueron a remolque en el marcador y las pocas veces que recortaban diferencias, sufrían la dictadura del triple. Ya a mediados del tercer cuarto llegó el hundimiento definitivo: Cleveland se rendía y llegaba la paliza, un directo a todo el rostro de la moral del equipo.

Un equipo en el que sólo funcionó LeBron James, y dentro de lo que la defensa de los Warriors le dejó. El Elegido se pasó el partido echando miradas reprobatorias a Irving, Love o Smith, cada vez que hacían algo mal en ataque o en defensa. Sólo le acompañó Richard Jefferson, lo cual dice mucho de como estuvieron el resto de sus compañeros.

La serie viaja ahora a Clevelad, donde y según el calendario de la final permanecerá dos partidos, pues el sistema es de 2-2-1-1-1 y no 2-3-2. De nuevo, las preguntas girarán sobre el factor anímico de cara al tercer partido: ¿tendrán capacidad de reacción estos Cavs? ¿tendrán un plan que les pueda acercar a la victoria?

Las mejores jugadas del partido

Vía | NBA


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.