4 junio 2016 Tenis

Garbiñe Muguruza gana Roland Garros

El tenis español vuelve a estar de enhorabuena en Roland Garros ya que Garbiñe Muguruza es la nueva campeona femenina del torneo parisino. La española derrotó en dos sets a Serena Williams y se hizo con su primer grand slam y un premio de dos millones de euros.

La final fue de alto nivel y esta vez a Garbiñe no le pasaron factura los nervios y la presión como ocurrió en la final de Wimbledon 2015. Serena fue todo el partido a remolque y acabó cediendo por 7-5 y 6-4 tras 1 hora y 45 minutos de juego.

La gran final del cuadro femenino fue muy bonita para los espectadores porque tanto Garbiñe como Serena impusieron un ritmo de juego muy alto siendo bastante agresivas con sus golpes. Serena comenzó sacando bastante bien y creando miedo al resto a Garbiñe que tuvo que arriesgar bastante en sus segundos servicios porque si no lo hacía recibía un cañonazo imposible desde el otro lado de la pista.

La española sacó adelante sus dos primeros servicios y en el quinto juego consiguió la primera rotura del partido que Serena le devolvió en el octavo juego. No le pasó factura ese hecho a Garbiñe que siguió jugando agresiva, intentando hacer entrar en juego su derecha y consiguiendo una nueva rotura en el undécimo juego que confirmó después para ganar el set en algo menos de una hora de juego.

En la segunda manga Garbiñe no bajó el nivel y rompió en el primer turno de servicio de Serena pero el partido vivió una fase en la que ambas jugadoras eran mejores al resto que al saque con una Garbiñe que seguía arriesgando y que ya se iba a las 8 dobles faltas de las 9 que hizo en total. Garbiñe dio el paso definitivo cuando se colocó con 5-3 y obligó a Serena a levantar varias bolas de partido entre gestos de contrariedad que dejaban ver que no veía nada claro que pudiera levantar la final teniendo en cuenta además que su estado físico no era óptimo.

Aunque la americana sacó adelante su saque después no pudo hacer nada en el turno de servicio de Garbiñe que cerró el partido con un increíble globo. Garbiñe recoge el testigo de Arantxa Sánchez Vicario que había sido la última campeona española en Roland Garros allá por 1998. Además, consigue puntos suficientes para ascender al segundo puesto del ranking WTA semanas antes de Wimbledon, torneo en el que año pasado llegó a la final y al que quiera o no llegará en el grupo de grandes favoritas.

Foto | Roland Garros

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *