29 enero 2010 Rugby

Kruger_cáncer

El jugador sudafricano de rugby Ruben Kruger, campeón del mundo en 1995, ha fallecido a los 39 años tras una larga convalecencia con un cáncer cerebral que, inevitablemente, le ha arrebatado la vida.

Kruger es uno de los mitos de este deporte por méritos propios. Era apodado el asesino silencioso, mote que le puso su antiguo seleccionador Kitch Christie, con el que fue campeón mundial, y fue internacional en 20 ocasiones con la selección de Sudáfrica. Para más inri, Kruger fue uno de los protagonistas del mítico partido que Clint Eastwood recientemente ha llevado al cine en su ya famosa película Invictus, un partido reconocido históricamente por haber ayudado al pueblo sudafricano a de dejar atrás el Apartheid y volver a unirse como nación.


El deportista llevaba 10 años conviviendo con el cáncer desde que en el año 2000 le fue detectado tras un desvanecimiento sufrido durante un partido con los Bulls. Después de una primera operación, aparentemente con éxito, dos años después se descubrió que el tumor había reaparecido, pese a lo cual siguió luchando durante años por su vida.

A inicios del 2009, Kruger volvió a ser noticia cuando, tras sentirse mal al regresar de unas vacaciones, fue nuevamente operado en una intervención en la que los médicos anunciaron haber extirpado el 90% de un tumor del tamaño de un puño, pero desgraciadamente el tumor se encontraba en una zona demasiado delicada como para ser extraído completamente. A mediados del mismo año se detectó una nueva reaparición después de un nuevo desvanecimiento, esta vez al volante, que le llevó a tener un accidente de tráfico.

Finalmente, hace una semana escasa Kruger volvió a sentirse mal y fue ingresado en el hospital donde, tras varios días en la cama, falleció este lunes acompañado de su mujer y sus dos hijas en sus momentos finales. Descanse en paz.

Vía | SuperSport.com

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *