13 febrero 2014 Invernales, Olimpiadas de Invierno

La rider Queralt Castellet en pleno vuelo en Sochi

Tras la decepción que supuso ver a Carolina Ruiz caerse y esfumarse así sus posibilidades de medalla en la prueba de descenso, le llegab al turno la rider Queralt Castellet. La deportista catalana tenía serias opciones de conseguir una medalla en la modalidad de half-pipe, una prueba de snowboard. Pero la lástima fue que sus posibilidades acabaron enterradas en la nieve, tras una final en la que faltó un pelín más de fortuna.

La mañana fue muy bien, prácticamente mejor imposible. En las preliminares, Queralt hacía un recorrido estupendo y conseguía la segunda mejor puntuación, lo que le daba acceso directo a la gran final sin tener que pasar por la criba de semifinales. Llegar así a la final la situó definitivamente entre las favoritas, por lo que su actuación en la final había levantado gran expectación.

Una final en la que, si Queralt hubiera igualado el recorrido de la mañana, hubiera tocado medalla. Sin embargo, Queralt tuvo problemas y no pudo ejecutar un recorrido redondo en ninguna de sus dos series, lo que le dejó con un undécimo puesto que supo a poco. De todos modos, no hay que restar méritos a la rider española, y menos después de ver que su primer ejercicio apuntaba alto, y de no ser por un mínimo error en el último truco hubiera obtenido una gran puntuación.

La americana Kaitlyn Farrington se quedó con la medalla de oro gracias al recorrido efectuado en la segunda ronda. Farrington superó a la defensora del título olímpico, la australiana Torah Bright, y a su paisana Kelly Clark, cinco veces campeona del mundo. Queralt Castellet, como dijimos, terminó undécima de doce participantes, pero esperamos siga entrenando a tope lejos de España y tenga ese pelín de fortuna que le faltó en Vancouver y que le faltó en Sochi.

Foto | RTVE

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *