1 febrero 2017 Efemérides, Fútbol

El 1 de febrero de 2014 nos dejaba Luis Aragonés
El 1 de febrero de 2014, fallecía en la Clínica Cemtro de Madrid a los 75 años de edad Luis Aragonés, víctima de una leucemia. La noticia de su fallecimiento, que se produjo a las 06.15 de la mañana, pilló por sorpresa a la mayor parte del fútbol y de la sociedad española, ya que su estado era únicamente conocido por su círculo más cercano. Según el parte médico oficial, la muerte de Aragonés fue causa de “una enfermedad hermatológica por la que fue ingresado la noche del 31 de enero”.

Como no podía ser de otra manera, su club de toda la vida, el Atlético de Madrid, fue de los primeros en comunicar la noticia, y desde el momento en que se conoció el trágico suceso se multiplicaron las muestras de condolencia.

Pese a que siempre llevó las rayas colchoneras en su corazón, que defendió diez años como jugador y un total de trece como entrenador, el de Hortaleza estuvo en ocho equipos distintos como futbolista y se sentó hasta en diez banquillos como técnico, incluido el de la Selección española.

Precisamente, su mayor logro como entrenador vino como seleccionador español, banquillo al que llegó en 2004 sustituyendo a Iñaki Sáez tras el fracaso de la Eurocopa de Portugal en la que la Selección no pudo pasar de la fase de grupos. Aragonés implantó un estilo propio en el combinado nacional con el que consiguió romper su dinámica perdedora, hasta alzarse con el campeonato de Europa de 2008. Después de conseguir este título, Luis abandonó su puesto, pero dejó los cimientos de la Selección que acabaría ganando el Mundial de Sudáfrica 2010.

En enero de 2009 sería elegido mejor seleccionador nacional del año 2008 por la IFFHS, y en 2013, tras su paso por el Fenerbahçe, anunciaría su retirada de los banquillos, aunque posteriormente matizaría que no era una decisión irrevocable y que si le ofrecieran volver a entrenar, se lo pensaría.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *