24 marzo 2013 Motociclismo

Toni Bou celebrando su séptimo título mundial de X-Trial

El piloto español Toni Bou sigue siendo el rey del trial, tanto a cubierto como al aire libre. Ayer, el piloto nacido en la localidad catalana de Piera sumó un nuevo título mundial a su impresionante palmarés, el de campeón del mundo de trial indoor o X-Trial. Es la séptima vez que Bou lo consigue, por cierto.

Bou llegaba a la cuarta y penúltima prueba del año, que se celebraba en Bielefeld (Alemania), con una buena ventaja, 24 puntos, sobre el segundo clasificado, el también español Albert Cabestany. Todo gracias a que el piloto de Montesa había ganado las tres pruebas que se habían celebrado hasta ahora: Sheffield, en Gran Bretaña, además de los triales de Barcelona y Málaga.

Para seguir con su racha de triunfos, que ya se extiende a 20 seguidos, Bou ganó la cita de Bielefeld por lo que se proclamó campeón del mundo de forma matemática, a falta de una prueba que se disputará en el mes de abril en Niza (Francia). A esa prueba llegará sin ninguna presión, y seguramente con la mente puesta ya en el mundial al aire libre, que arrancará a finales del mes de abril en Japón.

Con 7 títulos indoor y 6 al aire libre, todos ellos ganados de forma consecutiva desde que empezó su reinado en el año 2007, Bou ya suma 13 mundiales de trial. Así pues, ya ha superado al británico Doug Lampkin, que había ganado 12 títulos mundiales. Por lo que podemos decir que Bou ya es el mejor piloto de trial de la historia.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *