9 septiembre 2012 Tenis

La meteorología en Nueva York ha dado una tregua a los participantes del US Open que han podido saltar a la pista para reanudar la jornada suspendida el sábado por aviso de tornado. En esta jornada teníamos la esperanza de que David Ferrer alcanzara su primera final de grand slam pero Novak Djokovic nos ha tirado por tierra cualquier esperanza derrotando al alicantino y metiéndose en la final que jugará este lunes ante Andy Murray.

Que Djokovic fuera el más beneficiado de la suspensión de su partido ante Ferrer era una posibilidad que podía darse ya que dos malas tardes consecutivas es algo que rara vez se ve en jugadores de su nivel. El serbio ha reiniciado su partido exhibiendo su mejor nivel y más cómodo sin el viento que había soplado en la jornada anterior así que prácticamente ha arrollado a David Ferrer llevándose el partido por 6-2, 1-6, 4-6 y 2-6 poco más de dos horas y media de juego.

Cuando los dos jugadores volvieron a la pista el marcador era de 5-2 y saque para Ferrer que pudo ganar su primer servicio y anotarse la primera manga, algo que estaba en el guión previsto. A partir de ese momento comenzaba un partido nuevo en el que Djokovic comenzó a desplegar un tenis quizás solo alcanzable por un Nadal o Federer en buenas condiciones. El tenista serbio se mostró implacable con su servicio, movió a Ferrer de lado a lado y tiró excelentes contraataques ante los golpes profundos de Ferrer que veía como era superado una y otra vez.

Esa racha de buen juego permitió al serbio ganar por 6-1 el segundo set y comenzar con 2-0 en el segundo. Ferrer no se podía marchar del torneo sin sacar a relucir su casta y lo hizo ganando tres juegos consecutivos aunque había que sufrir intercambios de más de 20 golpes y tirar a las líneas para conseguirlo. El problema para el español fue que Djokovic volvió a romperle el servicio, se hizo con la tercera manga y de nuevo empujó al resto en el comienzo del cuarto set consiguiendo ponerse con 2-0 y dos bolas de rotura más que prácticamente le daban el partido. Ferrer consiguió salvar esas dos pero no la tercera del serbio que con un 3-0 y dos breaks arriba tenía el partido en el bolsillo.

Así parecieron entenderlo ambos tenistas que bajaron el ritmo en los últimos juegos. La victoria de Djokovic ya solo era cuestión de tiempo aunque esto no desmerece el gran torneo que ha hecho David Ferrer que durante mucho tiempo se preguntará qué hubiera ocurrido sin ese aviso de tornado en la jornada del sábado en la que Djokovic estaba tan incómodo con el viento.

Vía | US Open

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *