19 noviembre 2014 Ciclismo

El joven kazajo Okishev ha dado positivo por anabolizantes

Hace algunas semanas os contábamos que la UCI había pedido a su Comisión de Licencias que estudiara muy en serio la posibilidad de denegar al equipo Astana la licencia de equipo World Tour. El motivo no era otro que el destape de varios casos de dopaje dentro del seno del equipo, los casos de los hermanos Iglinskiy de Ilya Davidenok, en un estrecho margen de tiempo.

Si la Comisión de Licencias no tenía todavía tomada una decisión al respecto, puede que esta última noticia le haga decantarse por finalmente dejar a Astana fuera de la máxima categoría del ciclismo. Y es que ya vamos por el cuarto caso de dopaje relacionado con el equipo, el de Viktor Okishev, ciclista kazajo que dio positivo en mayo por consumo de anabolizantes.

Al igual que Davidenok, Okishev pertenece al equipo Astana de categoría Continental, desde donde dan el salto al primer equipo, por así decirlo. A sus 20 años, el kazajo ya se había ganado su condición de stagiaire para estar a prueba con el equipo World Tour y este año había participado en las carreras más importantes, como el Tour del Porvenir o el Mundial de ciclismo, representando a su país.

Algo que llama la atención sobre manera del caso es que el positivo se conozca precisamente ahora cuando tuvo lugar en mayo, y que tal circunstancia no le haya impedido seguir compitiendo a lo largo del año. Parece como si la UCI hubiera estado midiendo muy bien los tiempos y se hubiera guardado esta noticia para el momento justo, para cuando se debate sobre si Astana merece no estar entre la élite del ciclismo.

Cabe pensar que, tras destaparse este nuevo caso de dopaje, la situación de Astana esté en un punto bastante crítico. El equipo que comandan Alexander Vinokourov desde el coche y Vincenzo Nibali desde la bicicleta podría verse fuera del World Tour y, por tanto, a expensas de conseguir invitaciones para participar las grandes carreras. Y no todas las grandes carreras estarían dispuestas a llamarlos, lo cuál no sería la primera vez.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *