1 julio 2012 Tenis

Este sábado el cuadro masculino de Wimbledon debía dejar configurada su ronda de octavos de final y así lo ha hecho aunque cuando se bordeaba la medianoche en Londres. A esa tardía hora acabó el partido del escocés Andy Murray que consiguió su billete a octavos de la misma forma que David Ferrer, Jo-Wilfried Tsonga y Juán Martín Del Potro.

David Ferrer, que se ha quedado como único representante español en el torneo, tenía un partido complicado ante Andy Roddick, dos veces ganador del torneo. El tenista estadounidense comenzó ganando el primer set pero poco a poco Ferrer fue imponiendo su juego y su mejor nivel físico para acabar cerrando el partido por 2-6, 7-6(8), 6-4 y 6-3 en dos horas y 38 minutos de juego.


El tenista de Jávea lo pasó mal en la primera manga porque cedió sus dos primeros servicios para empezar con un 4-0 en contra. Esa desventaja le resultó definitiva para ceder el primer set así que había que pensar en la remontada. El inicio de la segunda manga también fue difícil para el español que sufrió mucho para mantener su primer servicio. Sin embargo, lo consiguió y después Roddick cedió el suyo para dar al español ventaja de 3-0. Roddick fue capaz de recuperarse y llevar la manga al tie break donde Ferrer peleó para ganarlo po 10-8.

A partir de ese momento, Ferrer fue imponiendo su superioridad física ante un Roddick que daba síntomas de debilidad pero al que su saque mantenía en el partido. En el séptimo juego del cuarto set, el español conseguía la rotura definitiva que acabaría dándole el triunfo. Ahora, Ferrer peleará por un puesto en cuartos de final ante Juan Martín Del Potro que derrotó a Kei Nishikori por 3-6, 6-7 y 1-6.

Otro de los partidos que se disputaba este sábado y que despertaba bastante interés era el que disputaba Lukas Rosol, verdugo de Rafa Nadal. Como suele ocurrir en muchas ocasiones, la gloria duró poco para el checho al que Philipp Kohlschreiber derrotó por 6-2, 6-3 y 7-6(6) en poco más de una hora y media de juego. El tenista alemán se enfrentará ahora a Brian Baker que derrotó a Benoit Paire por 6-4, 4-6, 6-1 y 6-3.

Andy Murray tuvo que pelear hasta muy tarde para derrotar a Marcos Baghdatis que le obligó a jugar durante más de tres horas antes de ceder por 7-5, 3-6, 6-4 y 6-1. En cualquier caso se puede decir que este fue un partido corto si lo comparamos con el de Marin Cilic, siguiente rival de Murray. Cilic y Querrey se emplearon durante 5 horas y 31 minutos para resolver un partido que acabó con un marcador de 7-6, 6-4, 6-7, 6-7 y 17-15 convirtiéndose en el segundo partido más largo de la historia del torneo aunque lejos del record de más de 11 horas que Isner y Mahut establecieron en 2010.

Jo-Wilfried Tsonga y Mardy Fish protagonizarán el último partido de octavos que quedó configurado el sábado. El tenista francés ganó por 6-4, 6-3 y 6-3 a Lukas Lacko mientras que Fish ganó a David Goffin por 6-3, 7-6 y 7-6.

Vía | Wimbledon

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *