El Birmingham City derrota al Arsenal y es el nuevo campeón de la Carling Cup inglesa

El Birmingham City derrota al Arsenal y es el nuevo campeón de la Carling Cup inglesa

Escrito por: Fernando    27 febrero 2011     4 Comentarios     3 minutos

El Birmingham City ha hecho saltar la sorpresa en Wembley y se ha proclamado campeón de la Carling Cup tras ganar por 2-1 al Arsenal. Este es el segundo título en la historia del Birmingham que había ganado este mismo trofeo en el año 1963 y que ahora lo vuelve a ganar alargando la sequía de los gunners que ya se extiende a más de cinco años sin levantar un trofeo.

Aunque el Arsenal se presentaba a este partido con las importantes bajas de Walcott y Cesc Fábregas, era favorito ante un Birmingham que lucha por mantenerse en la Premier League. Con sus armas, el Birmingham se mantuvo en el partido aunque sufrió mucho en los minutos finales en los que el Arsenal tuvo buenas opciones de conseguir el 1-2. Sin embargo, sería Martins el que en el 89 marcara el 2-1 aprovechando una pifia espectacular entre Szczesny y Koscielny.

El partido comenzó sin tregua alguna y a los dos minutos el Birmingham avisaba en una jugada anulada por fuera de juego dudoso y en la que Bowyer se había plantado solo delante de Szczesny. Porco a poco el Arsenal se fue haciendo con la posesión del balón así que al Birmingham le tocó echarse atrás y buscar cuando era posible a Zigic en balones largos.

Precisamente el espigado delantero sería el encargado de poner el 1-0. A la salida de un corner, Johnson remató de cabeza y el serbio remachó a la red para poner el primer tanto cuando se llegaba a la media hora de juego. La alegría no duraría mucho para el Birmingham ya que pocos minutos después Van Persie ponía el empate tras un remate al larguero de Wilshere.

En la segunda mitad, al Arsenal le costó seguir generando ocasiones y estas empezaron a llegar una vez que se habían rebasado los primeros 25 minutos y al Birmingham empezaba a pasarle factura el desgaste físico. Nasri, en jugada personal, conectó un buen disparo con la derecha que practicamente pegó en el cuerpo del meta Foster. Poco después, Bendtner también probaba suerte y se estrellaba de nuevo con Foster, a la postre elegido mejor hombre del partido.

El acoso del Arsenal ya era constante y parecía que era cuestión de tiempo que llegara su gol. Aunque no lo consiguieran en el tiempo reglamentario, el desgaste del Birmingham presagiaba una prórroga favorable para los gunners pero claro, no contaban con la pifia que ellos mismo cometieron.

En el minuto 88, el meta Foster colgó un balón al área del Arsenal desde su propio campo. El balón era franco para el despeje pero entre que el portero Szczesny no recogió el balón y el central Koscielny no lo despejó lo que ocurrió es que lo dejaron franco a los pies de Martins que sorprendido por tan grato regalo solo tuvo que empujar el balón a la red.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis el vídeo del fallo:

Quedaban apenas cinco minutos con el descuento y el Arsenal lo intentó a la desesperada aunque sin crear ocasiones claras. De hecho, fue Martins el que con su velocidad se aprovechó de un Arsenal completamente volcado y tuvo hasta dos buenas opciones de sentenciar la final. Aunque no lo consiguió, el marcador ya no se movería y se consumaba una sorpresa por la que casi nadie apostaba.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.