Final Copa del Rey Vitoria 2013: El Barcelona Regal es el nuevo campeón tras vencer al Valencia Basket

Final Copa del Rey Vitoria 2013: El Barcelona Regal es el nuevo campeón tras vencer al Valencia Basket

Escrito por: apuerta    10 febrero 2013     3 Comentarios     4 minutos

El Regal Barcelona se proclamó campeón de la Copa del Rey 2013 superando en la final a un Valencia que fue inferior durante toda la segunda mitad. El conjunto de Xavi Pascual practicó un baloncesto de equipo sin ninguna figura superior a las demás pero entre las que se pueden destacar a Marcelinho Huertas y Pete Mickeal, MVP de la competición

El partido comenzaba igualado, con los dos equipos intercambiando golpes y dejando claras sus intenciones desde el inicio. Los pivots titulares de Valencia se llenaban rápidamente de faltas en la defensa a Tomic, lo que causaba fisuras en la pintura y permitía segundas oportunidades para el tiro del Barcelona. Un triple de Sada ponía la máxima para el equipo catalán y Perasovic se veía obligado a pedir un tiempo muerto tras un parcial de 7-0 en contra.


Tras el parón, el conjunto levantino experimentaba una sustancial mejora con Faverani y Markovic en pista y el buen ajuste defensivo. Así, un triple del base serbio ponía la primera ventaja para el Valencia a 12,1 segundos del final de un periodo que cerraba Pietrus taponando a Jawai.

El Barça iniciaba el segundo cuarto algo despistado, fallando demasiados tiros sencillos, lo que aprovecharía el equipo taronja gracias al acierto de la pareja exterior formada por Rafa Martínez y Markovic. Pau Ribas pondría la máxima para los valencianos (21-26) antes de que el Barcelona volviera a reaccionar. Con Tomic con 3 faltas, Jawai se convertiría en el socio perfecto de Marcelinho Huertas, que asistiría dos veces al australiano para que éste hundiera el balón, adelantando de nuevo a su equipo (29-28) a 3:28 del final de la primera parte. La defensa del Valencia se desmoronaba con el paso de los minutos y el Barça se aprovechaba, a través de Marcelinho, para colocarse definitivamente por encima en el marcador. Así, la primera parte finalizaba con el marcador de 36-33 para los de Xavi Pascual.

Tras el paso por vestuarios, y como ya ocurriera en la semifinal ante el Caja Laboral, el Regal Barcelona salía con varías marchas más que su rival cimentándose en Jawai, Mickeal y Lorbek. La fuerza en el juego interior de los culés era demasiado para un Faverani que se veía solo en la pintura tras la acumulación de faltas de Lishchuck. Además, el banquillo blaugrana respondía a la perfección y Tomic y Sada tomaban el relevo para marcharse en el marcador colocando el 48-39 en en el ecuador del tercer cuarto. Ante la sangría de puntos que sufrían los suyos, Perasovic tenía que volver a parar el partido y arriesgar colocando a Lishchuck en pista. La apuesta del técnico croata le saldría cara a su equipo, ya que el pívot taronja sería eliminado rápidamente a solo dos minutos del final del tercer cuarto, convirtiéndose en el expulsado por faltas en menor tiempo de la historia de la Copa. El Valencia pasaba por un momento de “quiero y no puedo” y cada vez que rebajaba en un par de puntos la distancia el Barcelona daba un golpe de autoridad con pequeños parciales consecutivos. De esta manera, Mickeal con un triple volvía a colocar a los suyos 11 puntos por encima al final del tercer cuarto.

Con la presión de jugar en contra del reloj, el Valencia se metía en un bucle de fallos ofensivos que desmoralizaban al equipo a la hora de defender. Con Faverani muy intermitente, solo Doellman parecía creer en una remontada que se escapaba tan pronto como parecía acercarse. A los puntos del jugador naranja le respondían Oleson y Lorbek. Con solo 5:41 minutos por disputarse, el Barcelona se colocaba cómodamente en un 70-57 que daba la sensación de haber finiquitado el encuentro. El Valencia lo intentaría a la desesperada y a los fallos en el tiro se sumaban múltiples pérdidas. Faverani aparecería fugazmente junto a Markovic para colocar un 75-64 a dos minutos del final, pero ya era demasiado tarde. Los hombres de Perasovic, conscientes de su derrota, se desinflarían con el paso de los angustiosos últimos compases del partido.

El marcador se cerraría en 85 – 69 a favor de un Barcelona que llegaba a la competición lleno de dudas, con Navarro tocado y con la sensación de ser el peor Barça de los últimos años y que se quitó todos los prejuicios desde el primer encuentro ante el Madrid. El Regal Barcelona es el nuevo campeón de la Copa del Rey y Pete Mickeal el MVP de la competición en un equipo que, en contra de todos los demás, creyó en si mismo más que nadie. Porque son el Barcelona y, al final, siempre vuelven.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.