El Grupo IV de Segunda División B se queda con 18 equipos

El Grupo IV de Segunda División B se queda con 18 equipos

Escrito por: Javi    21 enero 2012     Comentario     2 minutos

Polideportivo Ejido, Sporting Mahonés y Sporting Villanueva Promesas son tres equipos de Segunda División B expulsados de la competición. Se han quedado sin jugadores debido a los impagos.

Cuando hablamos de lo mal que están equipos como el Zaragoza o el Racing de Santander en Primera División, o el Recre, el Xerez o el Valladolid, de Segunda División y que están en ley concursal, no nos olvidamos que hay equipos que lo pasan mucho peor, equipos del llamado fútbol modesto y que encontramos en las categorías no profesionales del fútbol español.

Y no hay que bajar muchas categorías para encontrar ejemplos de esta triste situación. En Segunda División B, la tercera categoría del fútbol español, encontramos dos equipos, Polideportivo Ejido y Sporting Villanueva Promesas, que por culpa de los problemas económicos van a tener que abandonar la competición, dejando al Grupo IV cojo, con sólo 18 equipos.


Quienes hayan seguido un poco la Segunda División durante los últimos años, seguro que recuerdan al Poli Ejido, un equipo que realizó proyectos deportivos para subir a Primera División por encima de sus posibilidades y que ahora está pagando esta situación. A pesar del intento de resucitarlo con un nuevo nombre y con nuevos dueños, los impagos y la huida de jugadores han desembocado en el abandono de la competición por parte de este equipo con 43 años de historia.

Hace tan sólo unos meses, la localidad pacense de Villanueva del Fresno celebrar el primer ascenso de su equipo de fútbol a la Segunda División B, pero el sueño del Sporting Villanueva Promesas ha sido muy cortito. Es más, la historia se tornó en pesadilla para unos jugadores que, hartos de los impagos de las promesas que nunca se incumplían, protagonizaron el encierro más largo de la historia del fútbol español: 55 días.

Y ya puestos, no nos olvidamos de otro Sporting, el Mahonés, que también desciende por culpa de la mala gestión y la mala situación económica. A los jugadores se les adeuda cinco mensualidades y han abandonado el club, por lo que este equipo balear del Grupo III de Segunda División descenderá a Tercera, y al igual que en los otros casos, si no paga a final de año, tendrá que desaparecer.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.