Liga de Campeones 2013-2014: empate en Barcelona, empate en Manchester

Liga de Campeones 2013-2014: empate en Barcelona, empate en Manchester

Escrito por: Javi    1 abril 2014     3 Comentarios     2 minutos

Era la cuarta vez que se enfrentaban Barcelona y Atlético de Madrid y, como en las tres ocasiones anteriores, el partido terminó en empate. Como en anteriores ocasiones, el Barcelona tuvo la pelota pero tuvo dificultades para crear ocasiones, mientras que el Atlético se empleó duro, o intenso si lo prefieren, sin el balón y confió su suerte en ataque a una genialidad.

Esa genialidad llegó gracias a Diego Ribas. El brasileño, que entró en lugar del lesionado Diego Costa, sorprendió a Pinto con un gran chut y dinamitó un encuentro que hasta entonces había sido algo sosete, y que sólo había tenido un par de ocasiones de David Villa como principal aliciente. Con 0-1 en el tanteo y 35 minutos por delante, al Barcelona no le quedó otra que volcarse al ataque.

Otro brasileño, Neymar, iba a hacer el otro gol de la noche. Habían pasado 15 minutos tras el gol del Atlético, y un genial pase de Iniesta dejó a Neymar en bandeja el tanto del empate. A partir de aquí, el Atlético se entregó en amarrar este buen resultado y se encomendó a Courtois. El belga, como suele ser habitual en estos meses, respondió salvando a su equipo cuando lo necesitaba, así que el Atleti llegará con ventaja a la vuelta.

United-Bayern

El mismo marcador que en Barcelona es el que se dio en Manchester, 1-1 entre el United y el Bayern Munich. La diferencia fue que, al contrario que en el Camp Nou, el equipo que se adelantó fue el local. Mientras los aficionados colchoneros cantaban el gol de Diego, en Old Trafford se cantaba el gol de Vidic, rematando de cabeza un saque de esquina.

No fue el primer gol de la noche, pero sí el primero en subir al marcador. Apenas iniciarse el encuentro, a Wellbeck se le iba a anular un gol por falta, o al menos eso es lo que entendió el colegiado. Tal inicio fue engañoso, pues el United se limitó a encerrarse atrás y ceder el dominio a un Bayern que asedió, pero que se encontró con un De Gea y con una pareja de centrales muy acertada.

La alegría por el Vidic les duró a los de Moyes solo 8 minutos, pues Bastian Schweinsteiger iba a empatar el partido. Un Schweinsteiger que no jugará el partido de vuelta, ya que fue expulsado rondando el pitido final. Un partido de vuelta en el que el United deberá cambiar de estilo porque a ellos no les vale el empate como sí les vale al Atlético para dejar fuera de las semifinales a su rival.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.