La mala suerte persigue a Sergio Canales

La mala suerte persigue a Sergio Canales

Escrito por: Javi    27 octubre 2011     2 Comentarios     2 minutos

Hace más o menos dos años, Sergio Canales vivía buenos momentos. El chico de Santander era la estrella del equipo de su ciudad y el Real Madrid había llamado a su puerta. Pero tras su fichaje por el equipo blanco, y a día de hoy, 2 años después, podemos afirmar que las cosas ya no le van tan bien y que Canales no es tan feliz como lo era por aquel entonces.

¿Fue un error su fichaje por el Real Madrid?. Sinceramente sí. Con 19 años, Sergio Canales se tuvo que enfrentar a dos grandes problemas, uno, Jose Mourinho, que no es un entrenador muy dado a rotaciones y a dar oportunidades, y dos, y mucho más preocupante, que no tenía nivel para robarle minutos a Ozil o Kaká, con lo cual era lógico que no jugara.


La suerte de Sergio Canales pareció cambiar después de firmar buenas actuaciones con las categorías inferiores de la selección y con su fichaje por el Valencia. Con 20 añitos y mucha carrera por delante, se abría un nuevo horizonte en el futuro del deportista, pero la diosa fortuna volvía a darle de lado el pasado domingo en San Mamés.

Canales empezaba a ganarse la confianza de Unay Émery y comenzaba a ser habitual verle en el once inicial, incluso ya había marcado un gol ante el Granada, pero en los primeros minutos del partido contra el Athletic sintió un pinchazo en la rodilla. El delantero siguió jugando durante algo más de media hora, pero llegó un momento en el que ya no podía continuar. Algo no iba bien, nada bien.

Las primeras exploraciones hablaban del menisco, pero tras una exploración más exhaustiva, se ha descubierto que Sergio Canales se ha roto parcialmente los ligamentos. Mala no, una terrible noticia. Curiosamente, en el mismo partido también se retiró lesionado por parte del Athletic Carlos Gurpegui, y también se ha roto los ligamentos. Gurpegui es otro que nos puede hablar perfectamente de lo que es la mala suerte.

Parece que Canales no va a poder librarse de la intervención quirúrgica, y que tendrá que pasar varios meses de baja. El destino ha resultado irónico. El cántabro salió del Real Madrid en busca de los minutos que no tenía, y cuando parecía que en el Valencia los iba a conseguir, le llega ahora esta lesión que lo va a mantener alejado de los campos, todo lo contrario de lo que necesita un chico de su edad para convertirse en un gran futbolista.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.