NBA: Carter-Williams, la primera sorpresa de la temporada

NBA: Carter-Williams, la primera sorpresa de la temporada

Escrito por: Javi    6 noviembre 2013     2 Comentarios     2 minutos

La llegada de Shaquille O’Neal a la NBA, tras el draft de 1992, fue una de las más impactantes de la historia de la liga. No en vano, el pivot por entonces en los Magic se convirtió en el primer novato de la historia que recibía el galardón de Jugador de la Semana en su primera semana en la NBA. Un récord que ha ostentado en solitario durante 21 años.

Hasta la llegada de Michael Carter-Williams a la NBA. Un jugador que no ha despertado el mismo interés que despertó O’Neal en su día, y que evidentemente no dejará la misma huella que éste, pero que sin embargo ha igualado esa especie de récord, el de ser nombrado Jugador de la Semana en su estreno. Y eso, en una competición como la NBA, evidentemente levanta bastante revuelo.

Si te preguntas quien es Michael Carter-Williams te diré que es un rookie que ha llegado a la NBA desde la Universidad de Syracuse, en la que ha estado los dos últimos años. Sin grandes números (8 puntos y 5 asistencias de media), pocas proyecciones le auguraban un puesto muy alto en el draft aunque sí primera ronda, y fue precisamente la primera elección de los Sixers, en el pick 11.

Aterrizar en los Sixers era sinónimo de tener muchos minutos, pero también sinónimo de derrotas, aunque lo segundo no ha sucedido de momento. Al contrario, el equipo de Philadelphia sorprendía a propios y extraños ganando sus tres primeros envites, con Michael Carter-Williams como líder del equipo en estos partidos. Con 20 puntos, 9 asistencias y 5 rebotes de media, el jugador se ha ganado merecidamente ser el hombre de la semana en la Conferencia Este.

Ahora, todos los ojos están puestos en este jugador, que en su cuarto partido ya tuvo un rendimiento más discreto, no por números sino por malos porcentajes. Precisamente, los informes de Carter-Williams no hablaban de un tirador, sino de un buen director de juego y de un jugador que aprovechaba su envergadura (1’98 de altura) y sus brazos largos para sacar partida en penetraciones, jugadas al poste y acciones defensivas.

A su llegada a la liga, los expertos lo comparaban con Shaun Livingston, otro base alto. Ahora, apenas cuatro partidos más tarde, la proyección de Carter-Williams se ha disparado y ahora muchos ven él un nuevo Rajon Rondo, para comparar. Ni que decir tiene que en términos de ilusión, las esperanzas puestas en el chico se han disparado aún más, y más en una Philadelphia que anhela un ídolo, un nuevo Iverson al que aferrarse y con el que ilusionarse.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.