NBA Finals 2013: Tony Parker da a los Spurs la primera victoria

NBA Finals 2013: Tony Parker da a los Spurs la primera victoria

Escrito por: Javi    7 junio 2013     3 Comentarios     2 minutos

La gran final de la NBA de la temporada 2012-2013 comenzó esta madrugada, con el primer partido de la serie entre Heat y Spurs jugado en Miami. Con la selección española de fútbol como testigos de excepción, el ambientazo que hubo en el American Airlines Center no amedrentó al frío equipo dirigido por Popovich, que se apuntó el primer partido y acabó así con la ventaja de campo que tenía el equipo de Florida.

Ni el ambiente ni la salida en tromba de Lebron James y sus compañeros durante el primer cuarto. Los Heat jugaban bien en equipo, con un James generoso, y los secundarios respondían. Además, frenaban a Duncan al que dejaban sin anotar en los primeros minutos. Pero sin embargo, la maquinaría de los Spurs no reventaba y aguantaban el primer envite perdiendo sólo por 1 punto.

Misma historia en el segundo cuarto. James sumaba y además hacía jugar a sus compañeros, que respondían, especialmente Wade en este segundo periodo. Pero los Spurs seguían a lo suyo, trabajando y trabajando como un picapedrero. Tim Duncan despertaba por fin y sumaba sus primeros puntos, evitando que la brecha entre los dos equipos fuera mayor. Al final, sólo 3 puntos arriba para Miami.

Igualdad prácticamente absoluta que lo fue tal durante el tercer periodo, que terminó en empate a 20 en el parcial, para un total de 75-69. Los dos equipos comenzaban a mostrar poco acierto de cara a la canasta, entre otras cosas porque los jugadores más importantes se estaban reservando para un último cuarto donde se iban a jugar el todo por el todo, el ganar o perder.

Un último cuarto en el que James siguió sumando números para alcanzar su décimo triple doble en playoffs (18 puntos, 18 rebotes y 10 asistencias), pero en el que echó de menos algo más de ayuda. En cambio, los Spurs, poco a poco y sin hacer un gran partido, crecían y crecían y la rúbrica la puso Tony Parker, con una canasta sobre la bocina que puso a los Spurs 4 arriba. Ya no le quedaba mucho más que hacer a Miami, salvo ver como la victoria volaba de casa.

La victoria final, por 88-92, acaba como decimos con el factor cancha de Miami y demuestra que esta final no va a ser ni mucho menos un paseo para el equipo de Lebron James. Los Spurs, por cierto, continúan su racha y es que siempre han ganado el primer partido de una final. La próxima cita, en la madrugada del domingo al lunes a partir de las 2:00 de la mañana (hora española) y otra vez en Miami.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.