NBA Finals 2014: los Spurs se apuntan el primer partido en una noche calentita

NBA Finals 2014: los Spurs se apuntan el primer partido en una noche calentita

Escrito por: Javi    6 junio 2014     2 Comentarios     2 minutos

El Heat Game. Así se bautizó al quinto partido de las míticas finales de 1984, de las mejores de la historia, entre los Celtics y los Lakers, y todo porque a Red Auerbach se le ocurrió apagar el aire acondicionado del pabellón. Veinte años más tarde, hemos tenido una reedición de ese partido, aunque esta vez, con San Antonio y Miami como protagonistas.

Alguien en el AT&T Center se tomó en serio lo de “beat the Heat”. El pabellón de San Antonio, con el aire acondicionado averiado, se convirtió en una sauna, lo cual nos dejó un partido que se convirtió en una cuestión de supervivencia. Hielo, toallas húmedas … Llegar lo más fresco posible al tramo final iba a ser decisivo y Popovich lo supo desde el principio, rotando mucho a sus hombres importantes.

Durante la primera parte, los dos equipos mostraron tanto sus armas como sus defectos, en un bonito intercambio de golpes del que salieron ganadores los Spurs. Los tejanos, con Parker sin problemas de tobillos, con Duncan anotando sin fallo y con Ginobili dinamitando desde fuera, mandaban por 6 al final del primero y por 5 al final del segundo, tras parciales de 20-26 y de 29-28.

Tras el descanso, la tónica cambió, con los Spurs muy atascados ante la defensa rival y subiendo alarmantemente el número de pérdidas. Miami tomaba el mando y la cara de Popovich mostraba más preocupación conforme pasaban los minutos. Sin embargo, su equipo siguió vivo gracias a una serie de canastas de Splitter entre el final del tercero y el inicio del cuarto.

Con 84-86 se llegó al momento clave de la noche, con el reloj parado a 7:31 tras un tiempo muerto solicitado por Spoelstra. Asfixiado por el calor y roto a calambres, Lebron James se iba del partido. Sin su estrella, los Heat se desmontaron, especialmente en defensa, donde concedieron a Green la oportunidad de redimirse de su mal partido con dos triples que disparaban a los Spurs en el marcador.

Leonard y Parker se sumaban a la fiesta triplera mientras los Heat no sabían como jugar sus posesiones, tanto por cansancio como por falta de ideas. James, hundido en la silla, se levantaba y ponía rumbo a vestuarios, señal de que el partido estaba ya finiquitado. Los Spurs se apuntaban la primera de la serie por 110-95, en una noche muy calentita y que seguro avivará otros fuegos.

Curiosamente, aquella final de 1984 fue la última que se jugó con el formato 2-2-1-1, que ahora vuelve para este duelo entre Spurs y Heat de este año 2014. De momento, la serie seguirá en San Antonio ya que sólo estamos en el segundo partido, y esperemos que con temperaturas menores a los 33 grados que se han llegado a alcanzar en el pabellón tejano.

Foto | NBA.com


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.