13 abril 2016 Fútbol

Con dos goles de Griezmann, el Atlético ha eliminado al Barcelona

Cayó el campeón en otra noche festiva en Madrid, esta vez en el Vicente Calderón. El Atlético de Madrid, pese a perder en la ida por 2-1, se mete en las semifinales de la Liga de Campeones y deja fuera al Barcelona, esfumando los sueños de los de Luis Enrique de repetir esta temporada el triplete tan brillantemente logrado durante el curso pasado.

La eliminación del Barcelona, habitual en las semifinales durante los últimos años, se cimentó en la primera mitad con el gol de Griezmann a centro de Saúl Ñíguez. El Barça volvió a ser un equipo sin velocidad y por tanto previsible, por lo que de nada le servía el tener la posesión de la pelota. Más o menos como en el Camp Nou, sólo que esta vez el Atlético defendió con diez de campo y aguantó más y mejor.

En el tramo final, un penalty por manos de Iniesta propició que Griezmann anotara el 2-0. El partido ya parecía sentenciado aunque unas manos de Gaby metieron el susto en el cuerpo a la parroquia rojiblanca. Por suerte, Rizzoli no había estado nada fino esta noche, tal y como demostró perdonando la expulsión a Suárez y Neymar, y sacó la falta fuera del área en una jugada que dará que hablar en Barcelona.

Bayern Munich estará en semis de la Champions League

El cuadro de semifinales, en el que ya esperaban el Real Madrid y el Manchester City, lo completa el Bayern Munich. Tras ganar por la mínima en la ida, el conjunto alemán lo llegó a pasar mal cuando el Benfica igualaba la eliminatoria durante la primera mitad, pero al final los de Pep Guardiola solucionaron la papeleta en un encuentro que finalmente acabó en tablas.

A pesar de las ausencias importantes, principalmente Jonas en la delantera y Gaitán en medio campo, el Benfica puso en apuros al Bayern e igualó el gol de Vidal en la ida gracias al gol del mexicano Raúl Jiménez. Por suerte para los alemanes, apareció de nuevo el chileno Arturo Vidal para lograr la igualada, lo que ya obligaba a los lisboetas a hacer tres goles.

Con empate a uno se llegó al descanso y al poco de volver de vestuarios llegaba el 1-2, anotado por el siempre fiable Muller, que sentenciaba la eliminatoria. El Benfica, ya perdido, buscó por lo menos no perder y eso que se llevaron, pues logró igualar el encuentro con un gol de Talisca, para al menos no despedirse de esta competición con derrota.

Vía | UEFA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *