Altas Pulsaciones » Deportistas » Entrevista a Rubén de la Red: dejar el fútbol es una opción posible

Entrevista a Rubén de la Red: dejar el fútbol es una opción posible

6 septiembre 2009

RubenDelaRed

Hace ya casi un año de aquel fatídico día para Rubén de la Red en el que cayó desplomado sobre el césped en la eliminatoria de Copa del Rey que enfrentaba a Real Madrid y Real Unión de Irún y, lamentablemente, el jugador sigue sin tener claro su futuro. Después de numerosas pruebas médicas y tests genéticos, los médicos todavía no tienen información suficiente para determinar cual es su problema.

Así las cosas, De la Red comienza a asumir que es posible que tenga que dejar el fútbol. Sin suficiente información médica, el plantearse regresar se torna muy arriesgado, y todos le aconsejan que se saque el titulo de entrenador e incluso el Madrid le ofreció un puesto como entrenador de cantera. Quizás les están preparando para si el futuro dictamina lo peor. A continuación, os mostramos una amplia entrevista que De la Red concedió a As y que merece la pena leer.

En ella De la Red habla de todos los temas de actualidad y como vive ahora uno de los jugadores con mayor progresión en el fútbol español del que desafortunadamente no se puede disfrutar en el terreno de juego.

¿Cómo está viviendo este verano sin fútbol?

Bien, después de casarme he podido tener un verano más largo de lo normal. Preferiría estar entrenando pero

Es el primero sin todo lo que conlleva una pretemporada.

Estaba acostumbrado a una cosa y cambiar tan de repente… es diferente. Ahora tengo que estar en casa y aprovecho para jugar con mi pequeño Oliver. Hay que adaptarse porque es lo que toca ahora.

¿Y cómo es ahora el día a día de Rubén de la Red?

Lo definiría como sencillo. Paso mucho tiempo con el niño, que sólo tiene 15 meses, y voy a hacer las cosillas propias de tener una familia. Sigo muy pendiente de la actualidad del fútbol. No voy a Valdebebas, pero sí a los partidos y hablo con los compañeros.

¿Vio el estreno ante el Deportivo?

Sí. Este nuevo Madrid es ilusionante, han llegado cracks a una plantilla que ya era buena. Ha sido un gran cambio, que es lo que esperaba la gente con la llegada de Florentino.

Uno de los nuevos es Granero, compañero suyo en el Castilla y el Getafe. ¿No le da un poco de envidia verle ahí?

Pues sí, ¡pero muy sana, que conste! (risas). Me alegra muchísimo que le vaya bien. En cada partido estoy deseando que Esteban salga a jugar porque me encanta. Me gusta ver a tipos como él o Arbeloa llegar a lo más alto.

También llegó Xabi Alonso, que se desenvuelve en el mismo puesto que usted

El Madrid es un equipo al que él se puede adaptar bien y a la vez el equipo va a ajustarse perfectamente al estilo de Xabi. Será uno de los que más llame la atención este año.

Por cierto, ¿ha hablado con Pellegrini?

Sí, un par de veces. Me dijo que era una pena que no pudiese estar con ellos, le hubiera gustado que estuviese apto.

Usted es fino estilista. ¿Cuándo se asentará el buen juego de forma definitiva?

Es relativo, noventa minutos de buen juego no los tiene nadie, se lo aseguro. Habrá partidos muy buenos y otros no tanto, pero el buen juego terminará llegando. Igual aún falta un mes, pero llegará…

Ya han pasado diez meses desde que sufrió el síncope en Irún. El Madrid le retiró la ficha en diciembre y en junio le comunicó que no iba a inscribirle esta temporada. ¿Cómo está ahora mismo su caso?

Me fui de vacaciones y aún no tengo ninguna novedad.

¿Qué le dijo Valdano cuando le comunicó que aún no podía volver a entrenarse?

Jorge me comentó que el club seguía en contacto con los médicos y estos dijeron que lo que yo sufrí aún no tiene nombre y apellidos. Por precaución, y por no saber aún la causa de por qué me sobrevino el síncope, tomaron la decisión de que lo mejor era que no hiciese ninguna actividad física. Y en esa postura seguimos.

¿No se está dilatando demasiado en el tiempo el diagnóstico final?

Un médico me comentó que la medicina no lo descubre todo. Mi caso es muy raro porque el test genético salió bien, igual que la biopsia. Entonces lo que hay que tener en cuenta es el síncope. Aquello nos obliga a estar muy seguros para que no pueda sufrir otro en cualquier momento. No puedo correr el riesgo.

Tanto trajín con cardiólogos y hospitales sin tener aún una respuesta firme. ¿Cómo le afecta en lo anímico?

Después de casi once meses ya lo llevas, a secas. Aprendes a sobrellevarlo.

Se ha sometido a pruebas médicas de toda clase, en España y fuera. ¿Qué le queda?

No lo sé Después de aquella reunión no he vuelto a hacer otra. Quizás deba pasar algo más de tiempo para saber qué tengo. Pensaba que la biopsia sería la última prueba porque los cardiólogos preveían que iban a tener los resultados necesarios para dar un diagnóstico. Por desgracia no arrojó los datos suficientes.

Ha habido precedentes como fue el caso de Karanka en 1998 y él volvió a jugar…

Cada caso es totalmente diferente. A él le diagnosticaron una miocarditis, que tiene un tratamiento y una vez curado puedes volver. En mi caso no hay suficiente información para ponerle nombre a lo que pueda tener. Si me hubiesen dicho que es miocarditis u otra cosa, ya sabría a lo que me atengo y si se puede hacer algo para remediarlo o no.

Volviendo a aquel 30 de octubre en el Stadium Gal. ¿Qué recuerda del síncope?

Es una situación que ha cambiado mi vida y nunca podré olvidarla. Aquel día sólo perdí el conocimiento unos 25 segundos, los que estuve en el césped. Cuando volví en mí estaba todo el mundo alrededor y no sabía qué había pasado.

¿Se asustó?

No, créame que no Estaba aturdido y recuerdo que me preguntaba “¿por qué estoy tirado en el césped?” mientras el doctor me decía que estuviese tranquilo. Además yo soy una persona que no se pone nerviosa con facilidad.

¿Ha visto las imágenes?

Muchas veces.

¿Qué siente cuando las ve?

Una sensación rara Lo veo como si fuese otra persona a la que le está pasando en la tele. No me parece que fuera yo el que estaba ahí, es muy difícil de explicar con palabras.

Su caso volvió a ser asunto de actualidad tras el trágico fallecimiento de Jarque

Sí, pero él y su familia han sido más perjudicados que yo, obviamente. Yo tuve más suerte y por eso estoy ahora mismo sentado aquí. Es algo muy triste y lo siento muchísimo por él y su familia.

¿Por qué están sufriendo este tipo de problemas futbolistas tan jóvenes?

Un infarto puede pasarle a cualquiera. No hay edades ni profesiones que se libren. ¿Que qué le está pasando a los futbolistas? Esa no es la pregunta Una muerte súbita puede llegarte incluso en tu casa, no creo que esté relacionado con jugar al fútbol.

En Italia se ha insinuado que el dopaje está detrás de todo.-

Eso es absurdo. Hay bastantes ejemplos de ciclistas que se han dopado y no les pasa nada y su esfuerzo es mayor por lo exigente que es la bicicleta. No creo que esté vinculado, además en mi caso Yo estoy más sano que una manzana (risas). Y supongo que Puerta y Jarque estaban igual que yo en ese sentido. Son chorradas absurdas.

¿Es consciente de que existe la posibilidad de no volver a jugar?

Lo asumo, pero de momento no pienso en eso. Aspiro a que algún día se pueda saber la causa de lo que tengo, y que se pueda desarrollar algo que me permita jugar.

Sin plazo a la vista

Aunque sea dentro de unos años, si hace falta a los treinta. Sobre todo quiero saber, no quedarme con el interrogante de qué tengo. Se trata de cerrar el capítulo, que me digan: “Oye tienes esto y puedes jugar, o no puedes hacerlo porque no hay cura”. Mientras tanto, seguiré esperando.

¿Qué daría por tener ahora en la mano un informe que le diese luz verde para jugar?

¿Qué me sugiere? (risas).

¿Haría alguna promesa tipo recorrer el Camino de Santiago o escalar el Everest?

¡Si tengo que subirlo, lo subo! (ríe) Lo que hiciera falta para que me dijeran que puedo hacer deporte.

Volviendo a temas más agradables. El calor del madridismo no le habrá faltado

Claro que sí, incluso aficionados culés me han escrito para desearme que regrese aunque sea del eterno rival.

El provecho que está sacando el Barça a su cantera ha recrudecido el debate: ¿por qué los filiales blancos no surten igual al primer equipo?

Son diferentes formas de gestionar las canteras. El Barça ha demostrado que poco a poco va dando minutos y luego a partir de ahí se ve si valen o no. Iniesta hace tres años jugaba 20 partidos. En el Madrid vienen fichajes con renombre y es complicado que un chaval de la cantera les quite el sitio.

Pero desde que llegó Ramón Martínez ‘La Fábrica’ se ha empobrecido.

No creo que él sea el culpable. Han pasado otras personas por ese mismo cargo y el resultado ha sido parecido. Es más una cuestión del modelo. Nadie ha apostado por darle una oportunidad de verdad al canterano.

Gracias y esperamos verle de nuevo vestido de corto…

Gracias y ojalá sea verdad.

Vía | As

Tags: ,
Artículos recomendados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Bitacoras.com 6 septiembre 2009

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información