21 mayo 2016 Fútbol

España intentó acoger la Euro de 2004 pero la UEFA designó la sede en Portugal

España quiso acoger la Eurocopa cuarenta años más tarde de la única ocasión en la que lo hizo, pero la UEFA decidió que el torneo se jugara en Portugal. Y allá nos fuimos, al país vecino, para volver con una nueva decepción que le costaba el puesto al entonces seleccionador, el vasco Iñaki Sáez, y para ver como un país del que nadie esperaba nada, Grecia, se convertía en el campeón de Europa.

Había fe en Sáez, un hombre que había conseguido grandes éxitos en las categorías inferiores y que ahora en la absoluta contaba con jugadores que habían protagonizado esos éxitos. De hecho, en la lista para Portugal vemos los nombres de Casillas, Xavi, Joaquín, Fernando Torres, Puyol, Marchena y, por supuesto, Raúl. Todos saldrían mal parados de este torneo, especialmente el delantero del Real Madrid, que no tiró del carro como se esperaba de él.

Con Iñaki Sáez y con jugadores que habían tenido con él éxito en categorías inferiores, se esperaba un gran papel en Portugal 2004

Ya la fase de clasificación podría haber sido una pista de lo que podía suceder. Encuadrada dentro del Grupo 6, España era la gran favorita para hacerse con la primera plaza y conseguir billete directo para la Eurocopa. Sin embargo, y pese a perder sólo un partido, la selección española se vio superada por Grecia y obligada por tanto a jugar una eliminatoria de repesca, que por suerte solucionó.

Y eso que la fase de clasificación comenzó precisamente con una victoria de España en tierras griegas. Por aquel entonces, nadie pensaba que España se iba a dejar dos puntos en el descuento en Ucrania, después de remontar un 1-0 en los últimos minutos, y mucho menos que se iba a perder ante Grecia en La Romareda, ante un equipo que fue un auténtico muro defensivo y que aprovechó prácticamente su única ocasión para marcar.

Cuatro días más tarde, España empataba en Belfast ante Irlanda del Norte, y otra vez sin marcar, condenándose así a la segunda plaza. La repesca, ante Noruega, comenzó mal porque Iversen, el mismo que nos lió la Eurocopa cuatro años antes, adelantaba a los nórdicos. España terminó ganando ese partido por 2-1 y en la vuelta no se sufrió nada, ganando por 0-3 y asegurando el billete para Portugal.

Con la ilusión intacta, España debutaba ante Rusia y ganaba con un gol de Valerón, en unas gradas repletas de aficionados españoles, ventaja de jugar casi al lado de casa. Hasta ahí todo bien, pero España no fue capaz de ganar a Grecia, de nuevo bestia negra para Sáez, y el 1-1 final, con Charisteas igualando el gol de Morientes, obligaba a España a jugársela nada menos que contra la anfitriona.

Un gol de Nuno Gomes nos dejó fuera de la Euro 2004

Portugal llegaba a este torneo dispuesta a todo, ante la última gran oportunidad de Figo y Ronaldo y con un joven de 19 años llamado Cristiano Ronaldo. Precisamente el punto débil del equipo, el delantero Nuno Gomes, fue quien condenó a la eliminación de España, pues un tanto de éste a la hora de partido nos enviaba para casa, toda vez que Grecia, también con 4 puntos, tenía mejor diferencia de goles.

Los helenos pasaron in extremis para terminar ganando su primera Eurocopa, haciendo valer cada gol como si fuera de oro y haciendo de una defensa espartana su seña de identidad. Ganaron 1-0 a la Francia de Zidane en cuartos de final, ganaron en semifinales 1-0 a la República Checa y tuvieron los arrestos de ganar a la anfitriona en la gran final, también por 1-0 con un histórico gol de Charisteas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *