11 mayo 2013 Baloncesto

1368222414728

El Real Madrid vuelve a una final de la euroliga 18 años después tras ganar al FC Barcelona Regal en un trepidante partido que ninguno llegó a dominar pero que acabó llevándose el Madrid gracias al espectacular trabajo de Felipe Reyes y a un Sergio Rodríguez inconmensurable.

El Barça Regal demostró en el inicio las tablas adquiridas en los últimos años en lo que a jugar partidos cruciales bajo presión se refiere, sometiendo a un Real Madrid lleno de dudas y puede que miedo escénico. Navarro y Huertas daban el primer golpe, al que los de Laso solo podían responder desde la línea de 6,75 con lo justo para evitar que el Barça se alejara demasiado. Mirotic intentaba contrarrestar los buenos minutos de Tomic pero el Madrid se atascaba en el ataque con un Llull incapaz de descifrar los movimientos defensivos preparados por Xavi Pascual

El Madrid sin poder correr no es el Madrid y si para colmo Rudy y Llull no encuentran aro con facilidad mal van las cosas. Así lo reflejaba el marcador cuando Navarro ponía el 18-11 con el que se llegó al final del primer cuarto.

Al ver el grave problema ofensivo de los suyos, Laso intentó sorprender con Sergio Rodriguez de base y Llull de escolta para aprovechar las asistencias del canario y atravesar la defensa culé a toda velocidad. La estrategia dio sus frutos rápidamente y el 23 blanco metía tres triples seguidos para dar la vuelta al electrónico en menos de 4 minutos.

El Barça tiraba de los galones de Jasikevicius para imponer la ley en el parqué y el lituano volvía a acercar a un Barça que se ponía uno abajo tras palmeo de Felipe Reyes.

A pesar del esfuerzo de Reyes, la zona tenía colo blaugrana gracias a Ante Tomic. El croata sacaba el catálogo de fintas para mantener al Barça a flote a pesar de las travesuras de los “Sergios”. Una entrada de Llull y otros dos puntos de Felipe ponían 33-39 antes del paso por vestuarios en contra de un Barcelona que veía como el terremoto blanco no tenía intenciones de relajarse.

Sin embargo, del mismo modo que en el inicio de la primera parte, el Barça salía con una marcha más y , de nuevo, Tomic empataba el partido. Con el croata exhausto, el Barça se veía obligado a meter a un mermadísimo Jawai que más que ayudar estorbaría, cediendo ventaja ante el Madrid.

Cuando más lo necesitaba el Barcelona apareció Marcelinho con dos triples a una pierna que sembraban los miedos de la última liga y la Copa en el seno del Real Madrid. A falta de 8 minutos el Barça ganaba por 56 a 48 y Laso se veía obligado a parar el partido.

Así, como en las grandes ocasiones, apareció el capitán del Real Madrid. Primero un 2+1 y luego  con un rebote en ataque de esos de los que solo saber hacer él, Reyes acercaba al Madrid a solo dos puntos. Los nervios se pasaban al otro bando. Tanto que un fallo en el saque permitía a S. Rodríguez empatar el partido. 

Felipe seguiría acumulando rebotes y la defensa del Madrid se cerraría tras conseguir la ventaja, llegando a ganar por 6 a falta de dos minutos. El Barça, obligado a arriesgar, afrontaba los últimos 60 segundos con un Navarro excelentemente defendido por Sergio Rodríguez y sin más ideas en ataque, lo que aprovecharía la defensa del Madrid para, con un robo de Mirotic y el acierto desde la línea de tiros libres, cerrar el partido.

De esta manera el Real Madrid se mete en la final del próximo domingo donde ya espera Olympiacos tras derrotar al todopoderoso CSKA

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 mayo 2013
  2. Sálvame Deluxe lidera con un buen dato para el Barcelona-Real Madrid de baloncesto 11 mayo 2013
  3. Final Four Euroliga 2012-2013: previa y horarios de la final Real Madrid – Olympiacos y el tercer puesto Barça – CSKA 11 mayo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *