31 enero 2013 Ciclismo

El mayor de los Schleck abandona el Tour por un positivo

Todavía quedan algunos meses para que empiece el Tour de Francia 2013, pero ya sabemos un ciclista que no va a estar en la carrera francesa, y no precisamente porque no quiera o no esté en sus planes para la temporada … Se trata de Frank Schleck. El ciclista del Radioshack-Leopard, el mayor de los más famosos hermanos luxemburgueses, ha sido sancionado con un año de suspensión por dopaje, y eso le imposibilita estar en el próximo Tour.

Recapitulemos. En el pasado Tour de Francia, el ciclista luxemburgués fue sometido a un control antidoping tras finalizar la decimotercera etapa, con final en Cap d’Agde. Dos días más tarde, se conocía que ese control arrojaba un resultado positivo en Xipamide, un producto diurético, así que Frank Schleck hacía la maleta y dejaba la carrera. Y hasta ahora, no ha habido muchas más noticias sobre su caso.

Hasta ahora que se ha conocido que la Agencia Antidopaje luxemburguesa ha decidido sancionar al ciclista con un año. Schleck, que no compite desde que se bajó de la bicicleta en el Tour de Francia, no podrá volver a la carretera en competición hasta el día 15 de julio de 2013, siempre y claro no prosperen las posibles reclamaciones que a buen seguro interpondrá el ciclista para quitarse esta sanción de encima.

Y es que Schleck no ha aceptado de buen grado su sanción, ni mucho menos. Aunque no ha dicho expresamente que va a presentar reclamaciones, sí ha declarado sentirse “decepcionado” por una sanción “severa” ya que no consumió nada intencionadamente. Por eso, porque su positivo fue “involuntario” y porque nunca había tenido problemas con el dopaje hasta ahora, el ciclista de 32 años cree que tiene argumentos a favor para salir indemne de este problema.

Pero ojo porque el reglamento dice que la sanción por positivo en ese diurético, una sustancia de las llamadas enmascarantes, debe ser de dos años así que no es de extrañar, y sería de recibo, que la AMA reclame al TAS y que, al igual que en el caso Contador, se le sancione como corresponde. En ese caso, Schleck no podría salvar la temporada con la Vuelta a España 2013 y tendría que volver para julio de 2014, ya con 34 años, después de dos años parado.

Así pues, casi que se diría que lo mejor que le puede pasar a Frank Schleck es que no ponga muchas dificultades y acate hasta sanción, porque si la AMA interviene puede salir perdiendo. Si esto ocurriera, no sólo sería un duro palo para el ciclista, sino también para su equipo, Radioshack-Leopard, que acumula fracasos y malas noticias, una tras otra.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *