26 mayo 2013 Fórmula 1

Mercedes-GP-Monaco-Solo

Nico Rosberg ha hecho buena esa estadística que dice que en la mayoría de los casos el poleman consigue el triunfo en el GP de Mónaco y ha aprovechado su buen pilotaje y las estrecheces del circuito para anotarse el triunfo en Montecarlo. Esta es la segunda victoria en F1 del piloto alemán que consigue un hito que ya había conseguido su padre hace 30 años ya que también consiguió el triunfo en este mismo circuito.

Por detrás del piloto de Mercedes se han clasificado Sebastian Vettel y Mark Webber que consiguieron superar a Lewis Hamilton no en pista sino en el primero de los safety car que tuvo la carrera que fue bastante accidentada. El actual campeón del mundo es el que mejor botín se lleva de Montecarlo en lo que respecta al título porque Fernando Alonso solo pudo ser séptimo y Kimi Raikkonen décimo así que el piloto de Red Bull aumenta su ventaja con respecto a sus inmediatos perseguidores.

Este domingo los pilotos se encontraron con buen tiempo sobre el Principado donde no había ni rastro de la lluvia que alteró la sesión de clasificación del sábado. La carrera llegó con un comentario en el paddock tras revelarse que Mercedes había estado trabajando con Pirelli en unos tests privados, algo que solo está permitido en ciertos casos y que va a traer polémica porque los alemanes hacían una mala gestión de neumáticos que se vio muy mejorada este domingo.

Esa peor gestión de las gomas en condiciones de carrera había impedido a Mercedes aprovechar sus poles en las últimas carreras. Sin embargo, en Mónaco apenas se puede adelantar y estaba claro que si Rosberg mantenía su posición en las primeras vueltas era el más claro candidato al triunfo. Así lo hizo el alemán que protagonizó una buen salida en la que no hubo cambios en las primeras posiciones ya que los pilotos fueron bastante cautos y no intentaron nada excesivamente arriesgado.

En las primeras vueltas hubo algunas escaramuzas para intentar adelantar. Por ejemplo Vettel lo intentó con Hamilton y Alonso se mostró por los retrovisores de Raikkonen pero lo cierto es que era imposible porque no había espacio para que coches tan igualados en tiempo pudieran rebasarse. Con ese panorama la carrera fue monótona, incluso aburrida, en su primer tercio porque las posiciones estaban estables, no había adelantamientos ni parecía que pudiera haberlos.

A partir de la vuelta 25 vimos algo más sobre el asfalto porque empezaron las entradas a boxes y llegaron accidentes que alteraron el desarrollo de la carrera. El primer accidente fuerte lo protagonizó Felipe Massa en el mismo sitio en el que se había estrellado el sábado. El brasileño no tuvo problemas para abandonar su Ferrari pero provocó la salida del safety car en el que Lewis Hamilton perdió posición al entrar muy cerca de Rosberg. Los grandes beneficiados fueron Vettel y Webber que ascendían una posición sin adelantar en pista, algo que se antojaba complicado.

Cuando la carrera se reanudó Sergio Pérez se convirtió en protagonista porque fue el más agresivo de carrera, algo que a la postre no le saldría bien porque tendría que abandonar. Antes de eso adelantó a Fernando Alonso que le tuvo que dejar pasar saltándose la chicane de la bajada del túnel para no tocarse con el mexicano que ya había tenido batalla con Button.

Por delante no había cambios de posiciones pero tampoco había margen para la batalla porque poco después había una bandera roja que obligaba a parar la carrera. El incidente que la provocó lo protagonizaron Bianchi y Maldonado porque le primero tocó al venezolano que voló con su Williams hasta las protecciones en un accidente grave del que salió ileso.

Mientras que arreglaban las protecciones y se limpiaba la pista se paró la carrera que se reanudó con algo más de 30 vueltas por disputar tras un paró que perjudicaba a los aficionados y al espectáculo. No fue ese el último incidente porque en la reanudación Sergio Pérez tocó a Raikkonen provocándole un pinchazo. El de McLaren tuvo que abandonar y Raikkonen, tras quejarse por radio, también vio su carrera arruinada. Al menos el finlandés arrancó un punto dejando muestras de su talento en las últimas vueltas en las que adelantó varias posiciones para llgar a la zona de puntos.

Por delante, Rosberg era ajeno a esta batalla y siguió sin problemas hasta la victoria mientras que Alonso ascendía una posición pero cerraba la carrera séptimo después de que Sutil y Button arriesgaran para adelantarle. Este séptimo puesto deja a Alonso con 78 puntos y le permite recortar 5 con respecto a Raikkonen que tiene 86. El problema para ambos es que Vettel amplia distancias y se coloca con 107 puntos y ya una carrera de margen sobre el piloto asturiano.

La clasificación final de la carrera monegasca fue la siguiente:

GP-Monaco-Clasificacion
Tiempos | GP Update

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 mayo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *