18 julio 2015 Fórmula 1

Jules-Bianchi

El mundo del motor está de luto este sábado en el que se ha conocido el fallecimiento de Jules Bianchi. El piloto francés nos dejó esta madrugada después de muchos meses peleando contra las secuelas que le dejó el brutal accidente sufrido en el pasado GP de Japón de Fórmula 1.

Por desgracia, este desenlace era probable atendiendo a las opiniones expertas de los médicos que trataron a Jules y a las declaraciones de la familia del piloto. Aquel desgraciado impacto con una grúa causó al francés una lesión axonal difusa de pronóstico muy grave que le ha mantenido en coma 9 meses antes de este desenlace. Bianchi estuvo en coma todo este tiempo y en las primeras semanas había esperanzas de una evolución positiva pero con el paso de los meses el pesimismo se fue apoderando de su familia porque no había evolución y solo les quedaba asumir que la vida de su hijo jamás podría ser como antes.

La familia ha emitido un comunicado en el que agradecen la preocupación del mundo de la F1 y aficionados de todo el mundo por la salud de su hijo. Muchos pilotos ya han mostrado sus condolencias a través de las redes sociales como Fernando Alonso que le conocía bien porque Bianchi estaba bajo la órbita de Ferrari aunque el accidente lo tuvo pilotando para Marussia, escudería a la que le dio los 2 primeros puntos de su historia.

El accidente de Bianchi vuelve a recordar que la F1 es un deporte de alto riesgo en el que los pilotos se juegan la vida aunque hacía muchos años que no había un accidente que acabara con un final tan triste. La FIA tomó nota de su accidente para intentar mejorar la seguridad de los pilotos aunque hoy es día de unirnos al dolor de una familia destrozada que pidió privacidad en estos momentos tan difíciles:

Con gran tristeza, los padres de Jules Bianchi, Philippe y Christine, su hermano Tom y su hermana Mélanie, desean comunicar que Jules murió la pasada noche en el Centro Hospitalario Universitario (CHU) en Niza (Francia), en el que estaba tras el accidente que sufrió el pasado cinco de octubre de 2014 en el circuito de Suzuka durante el Gran Premio de Japón

Jules luchó hasta el final, como siempre, pero hoy la batalla ha llegado al final. El dolor que sentimos en inmenso e indescifrable. Deseamos agradecer al personal médico del CHU de Niza, que cuidó de él con amor y dedicación.

También agradecemos al personal del Centro Médico General en Mie Prefecture (Japón), que cuidaron a Jules inmediatamente después del accidente y a los demás médicos que se han implicado en sus cuidados durante los últimos meses.

Además, agradecemos a los compañeros de Jules, los amigos, los aficionados y todo el mundo que ha demostrado su afecto por él durante los últimos meses, lo que nos brindó mucha fuerza y nos ayudó a lidiar con tiempos tan difíciles. Escuchar y leer tantos mensajes nos hizo darnos cuenta de cómo Jules había tocado los corazones y las mentes de tantas personas en todo el mundo. Nos gustaría pedir que se respete nuestra privacidad durante este momento tan difícil, mientras asumimos la pérdida de Jules

Vía | Highmotor

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *