25 abril 2012 Fútbol

Del sueño de una final completamente española…a la pesadilla de no tener a ningún equipo de nuestro país peleando por el trofeo. Así podemos resumir las dos noches de Champions League que hemos tenido esta semana porque a la eliminación del Barça el martes se ha unido la del Real Madrid este miércoles tras caer en la tanda de penaltis ante el Bayern Munich que podrá pelear en su estadio por el título ante el Chelsea.

La tanda de penaltis ha tenido que decidir una eliminatoria que se puso muy de cara para el Real Madrid en el primer cuarto de hora con dos tantos de Cristiano Ronaldo pero el Bayern consiguió empatar en una gran primera mitad para dejar la eliminatoria completamente igualada. Con el paso de los minutos, aumentó el miedo en ambos equipos y ninguno pudo marcar hasta que en los penaltis los fallos de Cristiano Ronaldo, Kaká y Sergio Ramos condenaron a un Real Madrid que a pesar de tanto fallo soñó con la final gracias a dos paradas de Iker Casillas que a la postre no fueron suficientes.

El Bernabeu se vistió de gala para un partido que, a grandes rasgos, se puede decir que tuvo dos fases bien diferenciadas. La primera abarcó casi toda la primera mitad y en ella se vio un choque abierto, de ida y vuelta y jugado de poder a poder por los dos equipos. A partir de la segunda mitad el ritmo del encuentro bajó debido al cansancio de los jugadores y al miedo a perder y aunque hubieron algunas ocasiones, todo se tuvo que decidir en la lotería, o no tanta, de los penaltis.

Para afrontar la semifinal Mourinho sacó su equipo habitual con la diferencia de que Coentrao se quedó en el banquillo para dar paso a Marcelo, algo más o menos lógico teniendo en cuenta que los blancos necesitaban buscar un gol para remontar la eliminatoria. Los primeros acercamientos blancos no llegaron precisamente por la banda del brasileño sino por la derecha donde estaba Di Maria. El argentino desbordó pronto a su par y cedió un buen balón atrás que Khedira no pudo remachar a la red. Poco después, a los 5 minutos, también sería protagonista el argentino porque Alaba paraba con la mano un disparo suyo y el árbitro decretaba un penalti que Cristiano no desaprovechó.

El gol del Madrid dejó tocado al Bayern pero solo durante algunos instantes porque los alemanes se repusieron y crearon mucho peligro en el área de Casillas. Robben tuvo una clara ocasión que no pudo remachar en área pequeña y Mario Gómez también obligó a Casillas a emplearse para evitar el empate. El Madrid demostró más pegada y aumentaba diferencias después de que a Ozil le cayera un balón perdido en la frontal que el alemán sirvió a la perfección a Cristiano Ronaldo que batía por bajo a Neuer y ampliaba diferencias.

El 2-0 era un gran resultado para el Madrid pero el partido no había hecho más que empezar y como nadie controlaba el mediocampo las ocasiones se sucedían en ambas áreas. Con ese patrón de juego el empate del conjunto alemán era más que factible ya que Ribery y Robben creaban problemas en las bandas y Mario Gómez inquietaba a los centrales. Sin embargo, el gol llegaría del Bayern llegaría de pelanti cuando Pepe derribaba de forma tonta a Mario Gómez que no llegaba a un remate a centro de Kroos. En cualquier caso, penalti justo que Robben convertía a pesar de que Iker Casillas tocaba y casi despejaba.

El marcador no se movió más durante la primera mitad y en la segunda el escenario del partido cambió por completo. De un partido de ida y vuelta pasamos a un juego mucho más controlado donde en muchos minutos el mejor fue el Bayern que controlaba mejor el balón ante un Real Madrid de nuevo incapaz de crear fútbol o mover el balón en el mediocampo para elaborar juego trenzado. Los únicos acercamientos blancos llegaron en un par de tiros lejanos de Cristiano Ronaldo mientras que Mario Gómez tuvo una buena ocasión que deshizo Ramos.

El partido se fue irremediablemente a la prórroga donde ninguno de los dos equipos se fue a buscar la victoria de forma desesperada. En el Bayern el cansancio pasaba factura y Mario Gómez ya no podía pelear arriba. En el Madrid habían entrado Kaká, Higuain y Granero para dar aire fresco al equipo. El Pirata reclamó un posible penalti al ser derribado por Neuer pero no lo pareció mientras que Kaká bajó un buen balón en el área con el que después no supo que hacer.

Aunque los blancos estuvieron ligeramente mejor en el tiempo extra, finalmente se llegó a la tanda de penaltis que empezó muy mal para el Real Madrid porque Neuer paraba los tiros de Cristiano Ronaldo y Kaká que en ambos casos fueron a la derecha del portero alemán. La eliminatoria parecía totalmente perdida para el Real Madrid que ya solo podía confiar en un milagro de Iker Casillas. Cerca estuvo San Iker de hacerlo porque paró dos penaltis tirados por Lahm y Kroos pero Sergio Ramos envió el suyo a las nubes y Schweinsteiger no perdonó y cumplió el sueño de su equipo de poder pelear por el título en su propio estadio a la vez que dejaba al fútbol español con caras muy largas porque soñábamos con una final completamente española pero Bayern y Chelsea nos han dado una lección de humildad y se ganaban el derecho a jugar por el título.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El desenlace de Carmina domina tras el final del Real Madrid-Bayern de Múnich 26 abril 2012
  2. Resumen 2012 Fútbol: el Madrid de los récords, la Champions del Chelsea y la Euro de España 31 diciembre 2012
  3. Liga de Campeones 2011/12: previa y retransmisión de la final entre Bayern Munich y Chelsea 24 enero 2013
  4. Liga de Campeones 2012-2013: arrancan las semifinales Bayern Munich-Barcelona y Real Madrid-Borussia Dortmund 22 abril 2013
  5. Liga de Campeones 2013-2014: Madrid-Bayern y Atlético-Chelsea, las semifinales 11 abril 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *