9 mayo 2016 Eurocopa, Fútbol

momentos-eurocopa-ap_00

La cuenta atrás ha comenzado: queda menos de un mes para que empiece la Eurocopa 2016 y las selecciones de cada país participante van calentando motores para demostrar de lo que son capaces. Todos quieren rendir al máximo en este gran torneo del fútbol europeo que se celebrará en Francia a partir del 10 de junio.

Y no es para menos, pues, aunque algunos podrían creer que se trata de una competición de carácter algo localista, lo cierto es que, desde su nacimiento en 1960, esta competición despierta un gran interés en todo el mundo. Ya seas un forofo incondicional del fútbol o un espectador esporádico, la Eurocopa es uno de esos eventos deportivos que nadie se quiere perder. De hecho, son muchos los aficionados que deciden vivir un poco más intensamente la competición y, además de seguir con pasión los partidos, apuestan por sus selecciones favoritas en portales online como Betsson. Así, si apoyan a Italia, Alemania o Inglaterra y alguna de estas naciones se alza con el trofeo, además de la alegría por la victoria se llevan un dinero extra.

Pero de momento la Eurocopa no ha dado el pistoletazo de salida, así que para ir matando el gusanillo hasta que se celebre el primer enfrentamiento, nada mejor que echar la vista atrás y repasar los momentos más memorables que nos ha dejado este torneo en los últimos años.

La victorial inaugural de la URSS (1960)

momentos-eurocopa-ap_01

La primera edición de la Eurocopa se celebró en 1960 en Francia tras un arduo proceso de organización que se había prolongado durante varios años. Debido a desavenencias políticas, varios equipos que ahora consideraríamos esenciales, como Italia o Inglaterra, decidieron no participar en la competición. Curiosamente, la final de la Copa de Europa se celebró entre dos países que ya no existen: la Unión Soviética y Yugoslavia.

Tras el segundo tiempo el partido acabó con empate a 1 con goles de Milan Galic (Yugoslavia), y Slava Metreveli (URSS). Ya en la prórroga fue Victor Ponedelnik quien marcó de cabeza el gol y desempate que dio la victoria a los soviéticos. De esta forma, la URSS conseguía su primer y única Eurocopa.

La moneda que decidió el destino de Italia (1968)

Nunca un estadio contuvo tanto la respiración como el San Paolo durante la semifinal de la Eurocopa de 1968 celebrada entre Italia y la URSS. Tras un partido sin goles, agotado el tiempo de prórroga y sin la posibilidad de una ronda de penaltis (todavía no establecida oficialmente), solamente quedaba una opción para decidir quién pasaba a la final el campeonato.

El árbitro reunió a los capitanes de cada equipo y lanzó la moneda al aire. Se hizo el silencio. Pero, como la realidad siempre supera a la ficción, la moneda cayó en una grieta y no se supo qué lado había salido. Hubo que repetir la operación y, en este caso sí, salió cara, la opción elegida por Italia. La azzurra se había clasificado para la final.

El penalti de Panenka (1976)

momentos-eurocopa-ap_02

Si hay una jugada que ha pasado a la historia del fútbol ésa es sin duda el penalti inventado por Antonin Panenka en la Eurocopa de 1976. El jugador de la selección checoslovaca dejó alucinados a todos los asistentes al partido contra la República Federal de Alemania con su atrevido y original lanzamiento.

Gracias a este penalti, Checoslovaquia logró ganar el campeonato de Europa y Antonin se convirtió en una leyenda del balompié. Tanto es así que lanzar “a lo Panenka” se adoptó como una expresión habitual e incluso el propio jugador da nombre a una revista sobre fútbol. Más que una jugada, una forma apasionada de entender el deporte rey.

Dinamarca gana por sorpresa (1992)

UEFA Euro '92 FINAL - Denmark v Germany

Ya lo dice la canción, “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. Y precisamente eso le sucedió a Dinamarca, que pasó de no haberse clasificado para jugar el campeonato de 1992 a ganarlo venciendo todos los pronósticos. El equipo danés había quedado segundo de su grupo y, por tanto, estaba excluido de la competición. Sin embargo, la selección de Yugoslavia tuvo que retirarse de la Eurocopa debido a la guerra de los Balcanes por lo que Dinamarca tuvo que sustituirle.

Y así, los jugadores daneses tuvieron que abandonar sus vacaciones y acudir precipitadamente a Suecia, donde se celebraba la competición. Y así, entre la incredulidad y la euforia, la escuadra escandinava iba ganando partidos hasta llegar a la final. Los propios jugadores confesaron después que no habían preparado de forma especial el campeonato: ni reforzar tácticas, ni nuevas estrategias ni una motivación extra. Incluso aseguraron que la noche antes del último partido estuvieron jugando a las cartas y cenando con tranquilidad. Total, parecía obvio que iba a ganar Alemania, la escuadra más potente del momento.

Al parecer no habían tenido en cuenta que parte de la magia del fútbol es que resulta imprevisible. Una jugada puede poner patas arribas las previsiones de los expertos más laureados. Y así fue, Dinamarca venció a Alemania por 2-0 y se congeló el infierno.

El primer gol de oro de la historia (1996)

La Eurocopa de 1996 se celebró en Inglaterra y es recordada como una de las ediciones más emocionantes de esta competición. Tras muchos partidos de vértigo, llego la esperada final entre Alemania y la República Checa. Un partido vibrante que acogió el primer ‘gol de oro’ de la historia del fútbol. En este caso, el tanto fue marcado en el minuto 95 por Oliver Bierhoff, un jugador que comenzó el partido como suplente y acabó convirtiéndose en el héroe de la jornada.

¿Qué otros momentos emocionantes recuerdas de la historia de la Eurocopa? ¿Quién crees que ganará en esta edición?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *