5 julio 2014 Fútbol

Un gol de David Luiz metió a Brasil en semifinales

Brasil o Alemania, uno de los dos será finalista de este Mundial de 2014. La primera semifinal ya ha quedado configurada tras la victoria de Alemania sobre Francia por 1-0 y la victoria en el siguiente encuentro de Brasil contra Colombia por 2-1. Se puede decir, pues, que por este lado del cuadro tenemos la semifinal esperada una vez vimos configurada la segunda fase.

Esta semifinal entre sudamericanos disputada en Fortaleza ha tenido dos partes bien distintas. La primera la dominó Brasil en los que fueron sus mejores minutos en este Mundial, y que sólo hiciera 1 gol fue la mejor noticia para Colombia. En cambio, en la segunda mitad los cafeteros acabaron haciéndose dueños del partido e hicieron sufrir al anfitrión en los minutos finales.

Tan dormida salió Colombia que a los 6 minutos ya perdía. Neymar botó un córner y Thiago Silva enviaba al balón a la red, sólo en el segundo palo y rematando con el pie en el área pequeña. Imperdonable. Tampoco tenían mucho perdón los balones que perdían los colombianos en zonas peligrosas, y que propiciaban las llegadas fáciles de los brasileños, que con facilidades combinaban haciendo honor a la camiseta que llevan.

Ospina salvó en varios ocasiones a su equipo, aunque que lo que de verdad salvó a Colombia fue que llegó el descanso. En el vestuario Pekerman debió de arengar bien a los suyos, porque en la segunda mitad salieron con una actitud bien distinta. Le perdieron el miedo escénico a Brasil y comenzaron a adelantar líneas, metiendo al equipo de Scolari poco a poco cerca de su portería.

Sin embargo, Colombia se llevaba otro golpe. Justo después de que se le anulara un gol llegaba una falta en la que iba a llegar el segundo tanto para Brasil. La ejecutó otro defensa, David Luiz, que marcó uno de los goles de su vida. Con 2-0, Pekerman dio entrada a Bacca, dándole los primeros minutos al sevillista y jugándose el todo por el todo, a la desesperada ya.

Una de las pocas veces que James se liberó del salvaje marcaje al que le sometió la zaga brasileña, asistió a Bacca y éste fue arrollado por Julio Cesar. Velasco Carballo perdonó la roja al portero brasileño, culminando una actuación tan nefasta que enfadó tanto a los colombianos como a los brasileños. Como suele suceder, el equipo que perdió va a ser el que más se va a acordar del colegiado español.

El bueno de James transformó el penalty que sólo iba a servir para darle algo de picante al final, y para que el ’10 colombiano se despida del Mundial con 6 goles. El partido finalizaba y Brasil celebraba su pase a semifinales, donde ya saben que jugarán sin Thiago y puede que tampoco sin Neymar, lesionado tras una salvaje entrada de Zuñiga, a falta de saber qué problema tiene y cuál es su alcance.

Foto | FIFA

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 julio 2014
  2. Mundial de Brasil 2014: previa, horarios y retransmisiones de las semifinales 6 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *