23 abril 2016 Baloncesto

McCollum ha sido una de las revelaciones de la temporada en la NBA

La temporada que han hecho los Blazers ha sido increíble. Meterse en los playoffs después de la desbandada que hubo en verano, cuando hasta cuatro titulares dejaron el equipo, y sin que llegaran nombres de primera fila a sustituirlos. Los méritos de este éxito recaen en Damian Lillard, en un entrenador que apunta al mejor del año (aunque el premio recaerá en Kerr) y en jugadores de segunda fila, como McCollum, que han dado un paso al frente.

Desde la pretemporada se vio que el socio principal de Lillard en estos Blazers iba a ser C.J. McCollum. Un escolta que había llegado a la NBA en el draft de 2013, elegido por los de Portland en el puesto 10 de la primera ronda, pero que en sus dos primeras temporadas en la NBA había lidiado con problemas de lesiones y, en los partidos que no se había perdido, no había gozado de muchos minutos.

Esta temporada, sin nadie que le cerrase el paso, Stotts le dio el puesto de titular y el escolta de 24 años ya avisó en la pretemporada de lo que iba a ser capaz durante el curso: nada menos que colarse entre los mejores anotadores de la temporada regular. McCollum ha terminado con un media de 20’08 puntos por partido tras jugar 80 encuentros, con porcentajes de un 44’8% en tiros de campo y un 41’7% en tiros de tres.

De los 5’3 puntos que promedió el primer año y los 6’8 que promedió el segundo, McCollum ha pasado a promediar más de 20. Lógico por tanto que se llevar al premio Most Improved Player, el jugador que más ha mejorado, un jugador que ha jugado 80 partidos esta temporada, cuando en las dos anteriores juntas firmó sólo 100) y que también ha mejorado porcentajes y el resto de estadística general.

La votación a favor de McCollum fue aplastante: 559 puntos, con 101 de los 130 votantes dándole el primer lugar de su lista. En la votación aparece en segundo lugar Kemba Walker, seguido del griego Giannis Antetokoumpo y de Stephen Curry. Sorprende ver al último MVP en esa lista, no porque no haya mejorado sus números (que lo ha hecho), sino porque es el primer MVP que aparece entre los mejores votados a este galardón.

Con la entrega de este premio a McCollum, y después de conocer el premio al mejor defensor para Kawhi Leonard y el premio al mejor sexto hombre para Jamal Crawford, ya sólo quedan otros tres premios individuales. Nos restan por conocer el MVP de la temporada, el mejor entrenador y el rookie del año, aunque está claro que la elección de estos premios casi que las sabemos ya todos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *