25 septiembre 2013 Baloncesto

Derrick Rose va a regresar tras más de un año fuera de las canchas

La madrugada del 29 de abril de 2012 en España la noticia deportiva del día saltaba en un partido de la NBA entre los Bulls y los Sixers. Y no era precisamente que los de Chicago ganaban el primer partido de la serie de playoffs que les iba a enfrentar, sino que se lesionaba la estrella de aquellos Bulls, Derrick Rose.

Aquella no era una lesión como las que había sufrido esa temporada y que le habían hecho perderse casi la mitad de los partidos. Aquello era mucho más grave, y las malas noticias se confirmaron pronto: rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla. El palo fue tan grande para Rose y para los Bulls que el equipo, favorito al anillo, terminaría cayendo ante los de Philadelphia en primera ronda.

Así comenzó el calvario de Rose que puede llegar finalmente a su término ahora, pues el jugador está listo para volver a las canchas. Ya el año pasado, en plena temporada, se rumoreó con su regreso tras el All Star, pero no fue así. A pesar de recibir el alta médica en marzo, Rose declaró que no volvería hasta estar al 100%, aunque muchos se lo tomaron a mal y pensaron que el jugador se borraba.

Ahora parece ser que Rose ya está listo, y para acallar esos rumores, ya ha dejado claro que si su entrenador quiere puede contar con él desde el primer día de la pretemporada. Con Rose de vuelta y estando al nivel de antaño, los Bulls, que ya hicieron bastante el año pasado sin él, volverían a ser candidatos en el Este, pero la gran pregunta es esa: ¿a qué nivel regresará tras un año en el dique seco?

El jugador no dice que está bien, sino que está mejor, y que es un jugador todavía mejor de lo que era antes. En sus declaraciones se le ha visto rebosante de confianza, y afirmando que será ese jugador que atacaba la canasta con agresividad. No se le ve con miedo a la recaída, algo desgraciadamente común en este tipo de lesiones, e incluso apunta al Mundial de 2014 de España, donde le gustaría representar a su país.

“My only goal is to win a championship” es la frase que abandera a Rose en su regreso. Preparado físicamente y sobre todo mentalmente para su regreso, la NBA contará para este curso 2013-2014 con un aliciente con el que no contó la temporada pasada: Derrick Rose. Ojalá que podamos disfrutar de él como antes de aquella fatídica noche de abril.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *