20 junio 2012 Baloncesto

Bosh puso en pie al público de Miami con sus acciones

A una sóla victoria, a conseguir en los próximos cuatro partidos, y Lebron James tendrá por fin un anillo de campeón de la NBA. Ciertamente, en honor a la verdad, hay que señalar que se lo merece esta vez, por muy mal o bien que te caiga el ínclito. Los Heat ya han puesto la serie 3-1 a su favor. La estadística dice rotúndamente que van a ser campeones, porque nadie hasta ahora ha remontado una serie así.

Ayer por fin, los Thunder iniciaron bien un partido, tan bien que se marcharon en el marcador con 17 puntos de ventaja antes del término del primer cuarto. Un increíble Russel Westbrook, que llegaría a los 43 puntos al final del encuentro, llevaba en volandas a su equipo que terminaba 14 puntos arriba, pero que dilapidaba su ventaja de forma sorprendente en el segundo cuarto.


Un parcial de 16-0 devolvía a Miami Heat al partido, y mostraba todos los problemas que iban a tener los Heat. Y es que ni Durant, que alcanzaría los 28 puntos, ni Westbrook encontraban ayuda en los secundarios del equipo. El mal partido de James Harden, sus malas finales en general, son la mejor imagen de esto que os estoy comentado.

En cambio, por los Heat sí que aparecían invitados inesperados, como el suplente Norris Cole, que reactivó sorprendentemente el juego de ataque de su equipo, o el base Mario Chalmers. De Chalmers y sus triples vivieron los Heat durante el tercer cuarto, que terminó con ventaja para Miami. Era pues, el momento de las estrellas.

Westbrook y Durant se unieron para anotar todos los puntos de su equipo en los momentos clave, pero no pudieron con unos Heat que funcionaron a la perfección. Y eso que Lebron James sufrió calambres y no pudo terminar lo que hubiera, y ha sido, otro gran partido de los suyos. James lideró a sus compañeros hasta el último minuto, y tras un triple ganador, dejó el partido en manos de Chalmers que sentenció desde el tiro libre.

Como decía al principio, la estadística en finales de la NBA es rotundamente favorable a los Heat. En 30 ocasiones que un equipo ha tenido la serie 3-1 a su favor, las 30 veces ha salido ganador. Los Heat por tanto tienen su segundo anillo de la historia al alcance de la mano, aunque los que queremos ver más basket, no queremos dar todavía por enterrados a los Thunder en sus primeras finales.

Vía | NBA

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *