NBA: los Pistons retirarán la camiseta de Dennis Rodman

Escrito por: Javi    16 febrero 2011     3 Comentarios     3 minutos

Junto a los nombres de Chuck Daly, Joe Dumars, Isiah Thomas o Bill Laimber va a lucir ahora el de Dennis Rodman bajo el techo del Palace of Auburns Hill, el pabellón donde los Detroit Pistons juega sus partidos como local. El equipo de la Motown va a retirar la camiseta con el número ’10’ […]

Junto a los nombres de Chuck Daly, Joe Dumars, Isiah Thomas o Bill Laimber va a lucir ahora el de Dennis Rodman bajo el techo del Palace of Auburns Hill, el pabellón donde los Detroit Pistons juega sus partidos como local. El equipo de la Motown va a retirar la camiseta con el número ’10’ que lució Rodman durante siete temporadas, en las que contribuyó a la conquista de dos anillos de la NBA. La ceremonia se celebrará el próximo 1 de abril, en un partido entre los Pistons y los Bulls.

Incluso los que no siguen el baloncesto, saben reconocer la figura de Dennis Rodman. La imagen de El Gusano va unida a sus increíbles cambios de look y su llamativo corte de pelo, junto a Michael Jordan en los Chicago Bulls, en los que jugó durante tres temporadas para conseguir otros tantos anillos. Pero la carrera de Rodman en la NBA comenzó mucho tiempo antes en Detroit, y son esos años los que precisamente vamos a recordar.


Dennis Rodman se unió a la disciplina de los Bad Boys después del draft de 1986. Hasta ese punto, Rodman era un auténtico desconocido que venía de una universidad con poco tirón, la Southeastern de Oklahoma, pero con unos números de impresión en su último año: 24 puntos y 18 rebotes de promedio. De todos modos, nadie apostaba que ese chico de 2’03 elegido en el número 27 del draft, y que llegaba a la liga con 25 años después de comenzar a jugar al basket a los 18, se iba a convertir en uno de los mejores defensores de la liga.

Los Pistons de Chuck Daly se caracterizaban por ser uno de los equipos más duros de la liga, por lo que Rodman encajó a la perfección. Su aportación y su importancia dentro del equipo fue aumentando paulatinamente al mismo ritmo que fueron creciendo esos Pistons liderados por Isiah Thomas, y que conocieron el sabor de la derrota en 1987 en la Final de la Conferencia Este ante los Celtics y en 1988 en la final de la NBA frente a los Lakers.

Por fin llegaron los dos títulos de la NBA consecutivos, los primeros para la franquicia en la historia de la NBA. En esos dos años, Rodman seguía siendo suplente pero su rol estaba perfectamente definido: una bestia reboteadora y defensora. Con cerca de 10 rebotes de promedio en esas 2 temporadas, Rodman iniciaría la década de los 90 con su primer título al mejor defensor de la liga y disputando el primero de sus All Star. Y aún mejoraría más.

La progresión de Dennis Rodman alcanzó su techo reboteador en 1992, cuando promedió 18 rebotes por partido en una temporada. De ahí en adelante, Rodman sería durante siete temporadas consecutivas el máximo reboteador de la NBA. Casi nada. Después de dos años en los Spurs, tres inolvidables años en los Bulls, disputó algunos partidos residuales con los Lakers y los Mavericks, y aún así, fue capaz de mantenerse por encima de los 10 rebotes por partido para terminar con más de 13 capturas de promedio en su carrera.

De momento, no hay un jugador que logre superar estos números conseguidos en 14 años de carerra, ni probablemente encontraremos a un jugador tan estrambótico ni excéntrico como El Gusano. Todo un especialista para defender y rebotear en las pistas como, personalmente, no he tenido la oportunidad de ver, y todo un especialista en llamar la atención y montar escándalos, como tampoco veremos en mucho tiempo.

Vía | Detroit News

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.