28 abril 2016 Baloncesto

Sin Curry por lesión, Thompson se erige en el líder de los Warriors

Los Golden State Warriors ya han certificado su pase a las semifinales de la Conferencia Oeste. Con los Spurs y los Thunder ya clasificados, ya sólo falta por resolverse la serie entre los Clippers y los Blazers (2-3 para los de Portland) de la que saldrá precisamente el rival de los de Oakland en la semifinal.

Los Warriors han superado su serie de una forma atípica. Primero, porque se esperaba que barrieran a los Rockets y los de Houston ganaron al menos un partido. Y luego por la ausencia de Stephen Curry en casi toda la serie, siendo duda todavía para el inicio de las semifinales por una distensión de ligamentos en la rodilla.

La serie empezó tal y como se esperaba, con una paliza de los Warriors, 104-78, y con Curry dejando la pista por una lesión de tobillo. Aunque no parecía grave, el base fue baja para el segundo encuentro, aunque su equipo no lo echó excesivamente de menos, pues lograron poner la serie 2-0 gracias a la victoria por 115-106.

Los Rockets sí aprovecharon la ausencia de Curry en el tercero de la serie, primero jugado en Houston, para lograr su victoria en esta eliminatoria. Victoria sufrida pese a que llegaron a ir ganando de 17 puntos de ventaja, y que al final llegó por una canasta a 2 segundos del final de Harden, que se fue hasta los 35 puntos esa noche.

Curry y Kerr decidieron que ya era de regresar para el cuarto de la serie, aunque en este partido sobrevino la nueva lesión, ahora en la rodilla. A pesar de quedarse sin Curry y cuando el partido todavía seguía igualado, el resto de los Warriors arrasaron a los Rockets y ganaron por 121-94 en un festival de triples, 21, cifra récord en partido de playoffs.

La serie volvió a Oakland y los Warriors, de nuevo sin Curry cuyo pronóstico es de dos semanas de baja, volvieron a apalizar a los Rockets, 114-81. Thompson y Green no estaban para sustos y desde el primer cuarto ya los Warriors dominaban claramente el marcador, en otro festival de triples. Ahora, a esperar rival en semifinales.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *