4 agosto 2016 Baloncesto

Westbrook lideró en anotación a unos Thunder que eliminan a los Mavs

La crisis que se había abierto en los Oklahoma City Thunder con la marcha de Kevin Durant a los Golden State Warriors no ha tenido, por el momento, graves consecuencias. Y es que la otra gran estrella del equipo, el base Russell Westbrook, no va a tomar la puerta de salida y va a quedarse para liderar a la franquicia en esta nueva era.

Con la salida de Durant se hablaba y hasta se daba por hecho de que Westbrook seguiría sus pasos, en busca de nuevos mercados. Siendo Westbrook agente libre para el verano de 2017, se comentaba de que el base saldría a lo largo de esta temporada, ya que los Thunders preferirían obtener algo en un hipotético traspaso antes que verlo irse gratis y sin obtener nada a cambio.

Todos estos supuestos no se van a dar, porque Westbrook ha decidido aceptar una extensión de contrato que, en resumidas cuentas, era una oferta que no podía rechazar. Primero, porque le convierte en uno de los mejor pagados de la liga al ofrecerle el máximo que puede cobrar, y segundo porque no le va a suponer mucha atadura, tan sólo una temporada más.

Y es que Westbrook finalizaba contrato para el verano de 2017 y, con esta nueva extensión, finalizará contrato en el verano de 2018. Entonces, el jugador tendrá una player option, o sea, que él decidirá si quiere seguir un año más en los Oklahoma City Thunder (es decir, la temporada 2018-2019) o entonces salir a la agencia libre.

Con esta decisión, Presti se asegura de que la marcha de Durant no será tan demoledora para un equipo en el que seguirá un jugador top como Westbrook, con jugadores como Kanter u Oladipo en progresión ascendente. Y de paso, alarga ese momento en el que tenga que comenzar una dolorosa y a buen seguro difícil reconstrucción, pues Oklahoma no es precisamente el mercado más atrayente de la NBA.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *