10 noviembre 2016 Fútbol

Pioli es el nuevo entrenador del Inter de Milán

Desde que se marchó José Mourinho en el verano de 2010, el Inter de Milán no ha vuelto a ganar una liga, y lógicamente a los aficionados neriazzurri no les hace ninguna gracia el haber perdido la hegemonía en Italia. Desde que se marchó José Mourinho, ya son nueve los entrenadores que han desfilado por el banquillo, contando con el último, Stefano Pillo.

Pioli tiene 51 años y viene de dirigir en los últimos años a la Lazio

Pioli es el tercer entrenador que tiene el Inter en este curso 2016-2017 (el cuarto si contamos la etapa de transición de Vecchi, el entrenador del equipo Primavera) y llega para solucionar el error que fue contratar a Frank De Boer. El holandés pidió paciencia y al menos cuatro meses para implantar su modelo de juego, pero apenas le han dejado estar la mitad de ese tiempo.

De Boer, que vivía su primera experiencia fuera del Ajax, tiene su parte de culpa, pues nombre por nombre el Inter es una de las mejores plantillas de la Serie A. Pero no hay que negar su parte de culpa a quienes lo contrataron, pues sentaron, a poco de que comenzase el campeonato, a un hombre antagónico a Mancini.

Pioli no es un técnico defensivo tampoco, pero no buscará implantar un modelo de juego de posición y fútbol asociativo. El italiano es un técnico que apostará por un 4-3-3, como De Boer, pero por transiciones mucho más rápidas y salida a la contra en todo momento, un fútbol más vertical, en el que el equipo neriazzurri puede sacar más réditos. Es como una solución intermedia.

El español Marcelino estuvo cerca de sentarse en el banquillo del Inter

Pioli también aportará experiencia en la Serie A, algo que hasta los propios jugadores achacaron como parte del batacazo de De Boer. El currículum de Pioli incluye equipos de la élite tanto de futbolista (Fiorentina o Juventus, por citar dos) como De entrenador (Chievo, Bologna, Lazio), aunque éste será su mayor reto deportivo, pues pese a la clasificación el Inter no deja de ser el Inter y la inversión económica ha sido altísima.

Veremos que rumbo toma el Inter con Pioli y si no vemos, de aquí a final de año, a Marcelino sentado en el banquillo lombardo. El técnico español, que a priori encajaría bien en el fútbol italiano, fue una de las opciones que barajó el grupo chino que ahora comanda el Inter, pero se ve que exigió demasiado y por eso no está sentado ahora en ese banquillo, aunque visto lo visto, no hay que descartar que le llegue de nuevo la oportunidad.

Vía | Inter de Milán

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *