10 agosto 2016 Fútbol

Carvajal marcó el gol de la victoria en la Supercopa para el Madrid

El último campeón de la Champions League y el último campeón de la Europa League se fueron hasta Trondheim (Noruega), la casa del Rosenborg, en busca de la Supercopa de Europa de 2016. Y el título se lo trae a casa el Real Madrid, que lo gana por tercera vez en su historia y las dos últimas con el Sevilla como rival.

El Madrid ganó forzando la prórroga con un gol en el descuento

Aunque lo cierto es que el título llegó a estar más cerca de embarcar hacia la capital andaluza que hacia Madrid, al menos hasta el descuento. Si bien los de Zidane tiraron más a portería, el Sevilla tuvo el control y hasta el marcador les era favorable. Pero hoy al que le tocó lo de no rendirse nunca fue al Madrid.

Comenzó mandando el Madrid, sobre el terreno de juego y sobre el marcador gracias a un golazo de Marco Asensio. Pero cuando acabó la presión blanca en campo rival, el Sevilla empezó a gustarse tal y como quiere Sampaoli y empezó a crecer al ritmo lento pero eficaz que marcaba Franco Vázquez con la pelota.

El argentino firmaba además el gol que devolvía las tablas antes de que se llegara al descanso. Zidane movió ficha y dio entrada a dos titulares habituales, Benzema y Modric, en pos de poner las cosas a su favor, pero el partido se decantaba a favor del Sevilla gracias a un penalty tonto cometido por Sergio Ramos y transformado por Konoplyanka.

La expulsión de Kolo por doble amarilla condenó al Sevilla en el tiempo extra

El defensa sevillano sería el protagonista una vez más del gol salvador en el descuento. Por empuje, el Madrid forzaba la prórroga y a partir de ahí se convertía en el ganador moral del partido, a lo que ayudó el que, prácticamente al comenzar el tiempo extra, Kolo se fuera a vestuarios tras ver su segunda tarjeta amarilla.

Sergio Rico sostuvo entonces a su equipo hasta donde pudo, que no fue poco, pues el gol de la victoria madridista no llegó hasta el minuto 118. Buenísimo el gol del defensa blanco Carvajal que robó el esférico y atravesó las líneas rivales para colarse en el área y batir al que pintaba a héroe de la noche si conseguía al menos forzar los penaltis.

Y así se lleva el Real Madrid un nuevo título a sus vitrinas, la tercera Supercopa de Europa que lucirá en el museo de trofeos. El equipo blanco no puede comenzar mejor esta temporada que con un título y el Sevilla, pese a la derrota, ilusiona con su apuesta de juego y con sus nuevos fichajes.

Vía | UEFA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *